Monday, March 30, 2009

LA CORTESIA


Cierta personalidad de relieve continental un día subió a un transporte público y quedó extrañado de la exquisita cortesía que demostró tener el conductor del vehículo al venderle el boleto. Y su asombro fue todavía mayor cuando vio que todos los pasajeros se comportaban de la misma manera.


Por fin, queriendo conocer el motivo que lo impulsaba a ser tan atento, se dirigió al hombre y le dijo: "Dispense mi curiosidad, pero me gustaría saber la causa por la cual Ud. Emplea maneras tan gentiles con el público". Y el conductor le contestó: "Pues, verá Ud. Hace unos cinco años leí en un periódico que alguien había legado una fortuna a un extraño por el único hecho de ser cortés. Des de entonces comencé a tratar a los pasajeros de la mejor forma posible. Y lo curioso es que ello me produce tanta satisfacción que ya no me importa heredar o no una fortuna".


La gracia de la cortesía es tan rara en nuestros días, que pocos son los que están experimentando en carne propia la gran satisfacción que produce cuando se la cultiva desinteresadamente. Muchos olvidan cuánto distingue a una persona la posesión de esta virtud. Aún entre los que hablan de amor y de bondad, esta fina cualidad del espíritu está escaseando más y más.


La cortesía no es simplemente cultivar buenos modales o respetar las reglas de urbanidad. En este terreno alguien podría pasar por un verdadero caballero, pero interiormente seguir careciendo de la sincera consideración hacia los demás. Porque eso es cortesía: tener una consideración tan auténtica hacia todos que fluya espontáneamente, no importa dónde y con quién estemos. Es cortesía ayudar a un ciego a cruzar una calle, o llevarle un bolso a una débil anciana. Será cortesía ser amable con la dama primorosa que nos presente un amigo, pero será una cortesía aún más valiosa la que tengamos con nuestra esposa (esposo), con nuestra madre (padre) o nuestros hermanos dentro del hogar. Con el compañero(a) de trabajo. Con los vecinos.


La cortesía ayuda a vivir. Es añadirle un poco de poesía a la vida. Es revelar que todavía conservamos la disposición de agradecer y hacer felices a los demás. Es un fruto delicioso de aquel que lleva la esencia pura del cristianismo en su corazón.

MADONNA


Madonna (Bay City, Míchigan, Estados Unidos; 16 de agosto de 1958) es el nombre artístico de Madonna Louise Veronica Ciccone, una cantante, compositora y productora estadounidense de música disco, pop, dance y electrónica principalmente. Ha trabajado de manera más intermitente como actriz, diseñadora de moda y escritora, y últimamente ha debutado como directora de cine.


Denominada como Queen of pop (reina del pop), la cantante es un icono popular internacional de las últimas tres décadas, aspecto que incluso sus detractores le reconocen. Es una estrella de rock[1] conocida por reinventar su imagen, por la ambición, innovación y provocación en sus vídeos musicales y espectáculos, y también por sus polémicas personales y por el uso de símbolos políticos, religiosos y sexuales a lo largo de su carrera. Desde sus inicios en 1983, con el lanzamiento de su primer álbum Madonna y hasta su último disco, ha adquirido y mantiene un asombroso éxito y fama mundial, que ha atravesado distintas generaciones.


La trayectoria de Madonna es un ejemplo del triunfador «hecho a sí mismo», típico de la cultura norteamericana, con sus éxitos, fracasos y reapariciones. De un entorno un tanto gris y conservador, Madonna escapó a Nueva York a finales de los años 70 para dedicarse a la música. Ha logrado múltiples reconocimientos, incluidos 7 premios Grammy de un total de 27 nominaciones. Su afán de superación como artista le condujo a papeles protagonistas en películas como Evita, por la cual ganó el Globo de Oro a la mejor actriz. Pero Madonna también ha conocido momentos difíciles: su carrera en el cine ha sido desigual, y ha sufrido duras críticas, descenso comercial y dificultades personales, que ha superado con renovados bríos.


En el 2000, el Libro Guinness de los récords publicó que Madonna es la artista femenina más exitosa de todos los tiempos, estimando que las ventas superan los 338,6 millones de álbumes y sencillos vendidos en todo el mundo.[2] Su actual compañía discográfica, Warner Bros., afirmó ya en 2008 que las ventas mundiales de Madonna exceden los 380 millones de discos, sólo en formato álbum.

Y MAS DE...


La historia del pan en la alimentación corre paralela a la historia del uso de cereales por parte del hombre. El pan es un producto directo del procesado manual de los cereales (procesado que con posterioridad se transformó en mecánico) y es muy posible que fuese la primera aplicación alimenticia de estos. El pan, el aceite y el vino quizás fuesen los primeros alimentos procesados en la historia de la humanidad.


Los cereales, por sí solos, no pueden ser digeridos por el aparato digestivo humano. Es por esta razón por la que los cereales son artificialmente procesados (molidos, remojados, etc.) y sólo a partir de este momento empezaron a convertirse en alimentos básicos para el hombre, aportando hidratos de carbono, los cuales se complementarían con las proteínas procedentes de las carnes (caza). Así pues, el pan primigenio (elaborado con especies antiguas de cebada) pudo haber sido uno de los primeros alimentos elaborados de la historia de la alimentación. Algunos autores afirman que el hombre empezó a cocinar los cereales antes que a elaborar el pan.

EL ULTIMO ARBOL


En esos pueblos había quedado un solo árbol que ya moribundo languidecía en el yermo de una tierra mutilada por la ignorancia y la ambición.


Fue en esa época que aparecieron extrañas enfermedades y de un minuto a otro fueron dejando ciudades y pueblos vacíos.


Nadie sabía qué hacer y la desesperación se convirtió en el dueño de ese mundo , donde la única esperanza estaba cifrada en la ciencia del futuro.


Fue en esos días que algunos escucharon hablar de un anciano que vivía escondido y que ocultaba la única medicina capaz de curar el extraño mal.


Cuando algunos llegaron hasta su morada les dijo con voz firme y serena: - Vayan al único árbol que les queda...Abrácense a él fuertemente, pídanle perdón... y serán curados


Los más desesperados que se arrastraban por esas tierras que en el pasado habían conocido progreso, corrieron hacia el último árbol, se abrazaron con desesperación a su tronco y pidieron clemencia.


Aquellos que estaban presa de terribles dolores, vieron maravillados que empezaban a sentir alivio.
El milenario árbol crujía y pese a estar próximo a su fin, derramaba vida y salud a todos aquellos que se abrazaban fuertemente a su tronco.


Pronto las lágrimas del dolor y del arrepentimiento de miles abrazados a sus raíces, fueron cubriendo de agua esa tierra moribunda.


¡Por fin había algo que los podía curar! ¡Cómo no lo habían visto antes, pues la medicina estaba en el último árbol!...


Al cabo de un tiempo la gente empezó a cuidar este último árbol que les quedaba y rogaban para que viviera y les diera semillas para plantar nuevos árboles.


Entretanto, las lágrimas del dolor y del arrepentimiento se convirtieron en un nuevo río y éste empezó a bajar por las laderas y fue calmando la sed de esta tierra erosionada, donde nuevas plantas y flores empezaron a vivir.


El anciano de la montaña tenía razón pues la medicina está en el Árbol, primer hogar de los hombres y respiración de todos los seres vivos.

APUNTES DE ANATOMIA


Que los PIES te lleven por el camino más largo hacia la felicidad, porque Ia felicidad son solo puntos en el mapa de la vida, y el verdadero disfrute está en buscarlos en el conocimiento y profundidad de DIOS.


Que los OJOS reconozcan la diferencia entre un colibrí y el vuelo que lo sostiene. Aunque se detenga seguirá siendo un colibrí, y es conveniente que sepas, para que no confundas el sol con la luz, ni lo alto del cielo con la LA GRANDEZA DE DIOS.


Que las MANOS se tiendan generosas en el dar y agradecidas en el recibir, y que su gesto más frecuente sea la caricia para reconfortar a los que te rodean igual que Jesús entregó sus manos en la cruz.


Que el OIDO sea tan fiel a la hora del reproche, como debe serlo a la hora del halago, para que puedas mantener el equilibrio en cualquier circunstancia, y así poder distinguir la voz del Señor al hablarte.


Que las RODILLAS te sostengan con firmeza a la altura de tus sueños y se aflojen mansamente cuando llegue el tiempo de oración y charla con el Todopoderoso.


Que la ESPALDA sea tu mejor soporte y no la carga más pesada, pues en la cruz se entregaron y vencieron las cargas de tu alma.


Que la BOCA refleje la sonrisa que hay adentro, para que sea una ventana del alma y no la vidriera de los dientes, para que te comuniques con sabiduría y entendimiento.


Que los DIENTES te sirvan para aprovechar mejor el alimento, y no para conseguir la tajada más grande en desmedro de los otros, y para que los muestres al mundo en señal de agradecimiento por las bendiciones que Dios te ha concedido.


Que la LENGUA encuentre las palabras más exactas para expresarte sin que te malinterpreten, hablando palabras de consolación y vida.


Que las UÑAS crezcan lo suficiente para protegerte, sin lastimar a nadie, siempre peleando la buena batalla.


Que la PIEL te sirva de puente y no de valla, cuando al tacto de tus semejantes emanes la energía espiritual de sanidad y salvación que nuestro Divino Señor a depositado en ti...


Que el PELO le de abrigo a tus ideas, que siempre adornen más que un buen peinado, adornando pensamientos de prosperidad


Que los BRAZOS sean la cuna de los abrazos y no camisa de fuerza para nadie, y sí la fuerza para apoyar al herido y levantar al caído


Que el CORAZÓN toque su música con amor para que tu vida sea un paso del UNIVERSO hacia delante, bendiciendo tu vida y la de los tuyos...en preparación para el encuentro final con nuestro Creador.

Friday, March 27, 2009

CIELO E INFIERNO


Un hombre, su caballo y su perro caminaban por una calle.


Después de mucho caminar, el hombre se dio cuenta de que los tres habían muerto en un accidente.


(A veces los muertos toman tiempo para darse cuenta de su nueva condición).


La caminata era muy larga, montaña arriba, el sol era fuerte y ellos estaban transpirados y con mucha sed. Necesitaban desesperadamente agua.


En una curva del camino vieron una puerta magnifica, toda de mármol, que conducía a una plaza con piso de oro, en el centro de la cual había una fuente de donde salía agua cristalina.


El caminante se dirigió al hombre que vigilaba la entrada:


- "Buen día", - le dijo.


- "Buen día", - respondió el hombre.


- "¿Qué lugar es éste, tan lindo?" – preguntó.


- "Esto de aquí es el Cielo" - fue la respuesta.


- "¡Qué bueno que nosotros llegamos al cielo, estamos con mucha sed!" - dijo el hombre.


- "Usted puede entrar y beber agua a voluntad" - dijo el guardia, indicándole la fuente.


- "Mi caballo y mi cachorro también tienen sed."


- "Lo lamento mucho" - dijo el guardia -"Aquí no se permite la entrada de animales."


El hombre quedó muy desilusionado porque su sed era grande, pero él no bebería dejando a sus amigos con sed, así que prosiguió su camino.


Después de mucho caminar montaña arriba, con sed y cansancio, llegaron a un sitio cuya entrada era marcada por una puerta vieja semiabierta.


La puerta se abrió para un camino de tierra con árboles de los dos lados que le hacían sombra.


A la sombra de uno de los árboles, un hombre estaba acostado con la cabeza cubierta con un sombrero, parecía que estaba dormido.


- "Buen día" - dice el caminante.


- "Buen día" - responde el hombre.


- "Estamos con mucha sed, mi caballo, mi cachorro y yo."


- "Hay una fuente en aquellas piedras" - dice el hombre indicando el lugar.


- "Pueden beber a voluntad."


El hombre, el caballo y el cachorro fueron hasta la fuente y apagaron su sed.


- "Muchas gracias" – dijo el hombre al salir.


- "Vuelvan cuando quieran" - respondió el otro hombre.


- "A propósito" - dijo el caminante -"¿Cuál es el nombre de este lugar?"


- "Cielo" - respondió el hombre a secas.


- "¿Cielo?... Pero si el hombre que estaba a la entrada de la puerta de mármol me dijo que allá era el cielo..."


- "Aquello no es el Cielo, aquello es el infierno..."


El caminante quedó perplejo.


- "Pero entonces, esa información falsa debe causar grandes confusiones!" - comentó el caminante.


- "De ninguna manera, la verdad es que ellos nos hacen un gran favor" - respondió el hombre -


"Porque allá quedan aquellos que son capaces de abandonar a sus mejores amigos..."

CACHORROS EN VENTA


El dueño de un negocio estaba clavando un cartel sobre la puerta, que decía: "Cachorros en venta". Carteles como ese atraen a los niños pequeños y, como era de esperar, pronto apareció un chiquillo.


-¿A cuánto va a vender los cachorros? -preguntó.


El dueño del negocio respondió:


-Más o menos entre treinta y cincuenta dólares.


El chiquito buscó en el bolsillo y sacó un poco de cambio. -Yo tengo 2,37 dólares -dijo-. ¿Podría verlos?


El dueño del negocio sonrió, silbó y de la tienda salió Lady, que corrió por el corredor del negocio seguida de cinco pelotitas peludas. Un cachorrito quedó bastante rezagado. De inmediato, el chiquito distinguió que el cachorrito rengueaba y preguntó:


-¿Qué le pasa a ese perrito?


El dueño del negocio le explicó que el veterinario había examinado al cachorrito y había descubierto que tenía mal una articulación de la cadera.


Siempre renguearía. Siempre sería rengo... El niñito se entusiasmó.


-¡Ese es el cachorrito que quiero comprar!


-No, tú no quieres comprar ese perrito. Si realmente lo quieres, te lo daré -dijo el dueño del negocio.


El chiquito se enojó. Miró fijo al hombre y, señalándolo con el dedo, dijo:


-No quiero que me lo dé.


Ese perrito vale tanto como los otros cachorros y le pagaré el precio total. Mire, le daré los 2.37 ahora y cincuenta centavos por mes hasta terminar de pagarlo.


El dueño del negocio lo contradijo: -En realidad tú no quieres comprar este perrito. Nunca va a poder correr y jugar contigo como los demás cachorritos.


Al oír esto, el chiquito se agachó y se levantó el pantalón para revelar una pierna izquierda torcida e inválida apoyada en un aparato metálico.


Miró al dueño del negocio y suavemente respondió:


-Bueno, ¡Yo tampoco corro muy bien, y el cachorrito va a necesitar a alguien que lo entienda!

EL VIOLINISTA


Esta historia es sobre un hombre que reflejaba en su forma de vestir la derrota, y en su forma de actuar la mediocridad total.


Ocurrió en París, en una calle céntrica aunque secundaria. Este hombre, sucio, maloliente, tocaba un viejo violín.


Frente a él y sobre el suelo estaba su boina, con la esperanza de que los transeúntes se apiadaran de su condición y le arrojaran algunas monedas para llevar a casa.


El pobre hombre trataba de sacar una melodía, pero era del todo imposible identificarla debido a lo desafinado del instrumento, y a la forma displicente y aburrida con que tocaba ese violín.


Un famoso concertista, que junto con su esposa y unos amigos salía de un teatro cercano, pasó frente al mendigo musical.


Todos arrugaron la cara al oír aquellos sonidos tan discordantes. Y no pudieron menos que reír de buena gana.


La esposa le pidió, al concertista, que tocara algo. El hombre echó una mirada a las pocas monedas en el interior de la boina del mendigo, y decidió hacer algo.


Le solicitó el violín. Y el mendigo musical se lo prestó con cierto recelo.


Lo primero que hizo el concertista fue afinar sus cuerdas.


Y entonces, vigorosamente y con gran maestría arrancó una melodía fascinante del viejo instrumento. Los amigos comenzaron a aplaudir y los transeúntes comenzaron a arremolinarse para ver el improvisado espectáculo.


Al escuchar la música, la gente de la cercana calle principal acudió también y pronto había una pequeña multitud escuchando arrobada el extraño concierto.


La boina se llenó no solamente de monedas, sino de muchos billetes de todas las denominaciones. Mientras el maestro sacaba una melodía tras otra, con tanta alegría.


El mendigo musical estaba aún más feliz de ver lo que ocurría y no cesaba de dar saltos de contento y repetir orgulloso a todos: "¡¡Ese es mi violín!! ¡¡Ese es mi violín!!". Lo cual, por supuesto, era rigurosamente cierto.


La vida nos da a todos "un violín". Son nuestros conocimientos, nuestras habilidades y nuestras actitudes. Y tenemos libertad absoluta de tocar "ese violín" como nos plazca.


Se nos ha dicho que Dios nos concede libre albedrío, es decir, la facultad de decidir lo que haremos de nuestra vida. Y esto, claro, es tanto un maravilloso derecho, como una formidable responsabilidad.


Algunos, por pereza, ni siquiera afinan ese violín. No perciben que en el mundo actual hay que prepararse, aprender, desarrollar habilidades y mejorar constantemente actitudes si hemos de ejecutar un buen concierto.


Pretenden una boina llena de dinero, y lo que entregan es una discordante melodía que no gusta a nadie.


Esa es la gente que hace su trabajo de la forma: "hay se va...", Que piensa en términos de "me vale...", y que cree que la humanidad tiene la obligación de retribuirle su pésima ejecución, cubriendo sus necesidades.


Es la gente que piensa solamente en sus derechos, pero no siente ninguna obligación de ganárselos.


La verdad, por dura que pueda parecernos, es otra.


Tú y yo, y cualquier otra persona, tenemos que aprender tarde o temprano, que los mejores lugares son para aquellos que no solamente afinan bien ese violín, sino que aprenden con el tiempo también a tocarlo con maestría.


Por eso debemos de estar dispuestos a hacer bien nuestro trabajo diario, sea cual sea. Y aspirar siempre a prepararnos para ser capaces de realizar otras cosas que nos gustarían. La historia está llena de ejemplos de gente que aún con dificultades iniciales llegó a ser un concertista con ese violín que es la vida.


Y también, por desgracia, registra los casos de muchos otros, que teniendo grandes oportunidades, decidieron con ese violín, ser mendigos musicales.


La verdad es que Dios nos concedió "libre albedrío". Tú puedes hacer algo grande de tu vida, o hacer de ella una porquería. Esa es su decisión personal.


LO NEGATIVO: Negarnos a afinar bien nuestro violín de la vida. Y quejarnos de que la gente no disfrute la melodía que sacamos de él.


LO POSITIVO: Comprender que, nos guste o no, solamente prosperaremos si afinamos bien ese violín, y aprendemos a sacar de él las mejores melodías.

CUANTO VALES?


Alfredo, con el rostro abatido de pesar, se reúne con su amigo José a tomar un café. Deprimido, descargó en él sus angustias... que el trabajo, que el dinero, que la relación con su pareja, que su vocación... todo parecía estar mal en su vida.


José sacó entonces de su bolsillo un billete de 100 dólares y le dijo: -"Alfredo, ¿quieres este billete?"Alfredo, un poco confundido, le dijo: -"Claro... son 100 dólares, ¿quién no los querría?"


Entonces José tomó el billete, lo apretujó entre sus puños, lo arrugó hasta hacerlo un pequeño bulto de papel.


Mostrando la estrujada pelotita verde a Alfredo, volvió a preguntarle: -"Y ahora igual lo quieres?" -"No sé qué pretendes con esto", dijo Alfredo, "pero siguen siendo 100 dólares, claro que los tomaré si me lo entregas.


"Entonces José desdobló el arrugado billete, lo tiró al piso y lo restregó con su pie en el suelo, levantándolo luego sucio y marcado. -"¿Lo sigues queriendo?"-"Mira José, sigo sin entender que pretendes, pero ese es un billete de 100 dólares y mientras no lo rompas conserva su valor..."-


"Entonces, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee, SIGUES siendo tan valioso como siempre lo has sido.


Entonces, lo que importa es saber CUANTO VALES y no lo golpeado que puedas estar en un momento determinado".


Alfredo se quedó mirando a José sin atinar con palabra alguna mientras el impacto del mensaje penetraba profundamente en su cerebro.


José puso el arrugado billete en la mesa cerca de Alfredo y con una sonrisa cómplice agregó: -


"Toma, guárdalo para que te recuerdes de esto cuando te sientas mal... ¡pero me debes un billete nuevo de 100 dólares para poder usarlo con el próximo amigo que lo necesite!"


Alfredo volvió a mirar el billete, sonrió, lo guardó en su billetera y dotado de una renovada esperanza llamó al mesero para pagar la cuenta.

TRES EN UN BURRO


Había una vez un matrimonio con un hijo de 12 años y un burro que deciden viajar, trabajar y conocer mundo. Así se fueron los tres con su burro.


Al pasar por el primer pueblo la gente comentaba, mira ese niño mal educado, el arriba del burro y los pobres padres, ya grandes, llevándolo de as riendas.


Entonces la mujer le dice a su esposo: no permitamos que la gente hable mal del niño. El esposo lo baja y sube él.


Al llegar al segundo pueblo la gente murmuraba:


mira que sinvergüenza ese tipo deja que la criatura y la pobre mujer tiren del burro mientras él va muy cómodo encima.


Toman, entonces, la decisión de subirla a ella al burro mientras padre e hijo tiraban de las riendas.


Al pasar por el tercer pueblo, la gente comentaba pobre hombre después de trabajar todo el día debe llevar a la gorda sobre el burro, y pobre hijo que le espera con esa madre!!.


Se ponen de acuerdo los tres y deciden subir al burro para comenzar nuevamente su peregrinaje.
Al llegar al pueblo siguiente escuchan que los pobladores dicen: son unas bestias, mas bestias que el burro que los lleva, ya que le van a partir la columna.


Por ultimo deciden bajarse los tres y caminar junto al burro. Pasan por el siguiente pueblo y no pueden creer lo que las voces dicen y cuanto se los escuchaba reír: Mira a los tres idiotas caminando, teniendo un burro que los podría llevar.


Conclusión:


hace lo que quieras, igual siempre te criticarán, hablaran mal de vos y difícilmente encontrarás a alguien a quien le conformen tus actitudes!!!

Wednesday, March 25, 2009

LAS FACHADAS


Hoy recuerdo mi niñez, a mis amigos, mis maestros, no necesitaba de más libertad pues la tenía, tampoco necesitaba mentir, mis padres eran excelentes amigos a los que les podía confiar el más mínimo detalle, sin embargo voy creciendo y veo a mucha gente con tremendas fachadas en su personalidad que le impide tener una vida sencilla, plena de alegría, de frescura, de amor, de entrega y de un deseo inmenso de servir a los demás para vivir siempre.

Así, pasa en muchos matrimonios, adornan su "felicidad" con una tremenda fachada para dar la impresión de que todo marcha muy bien, y uno se pregunta ¿a quién engañan?, sencillamente a nadie, los engañados son los que se disfrazan por el día para ocultar lo que sucede de noche.

He tratado de vivir sin mascaras ni fachadas y he logrado ser feliz, enfrento las peores situaciones con una confianza plena en mi Dios, bueno, solicitándole que me haga sencillo y honesto. Sencillo para compartir con los demás y honesto para sentirlos de igual a igual. Cuando se actúa así las fachadas sobran, y la gente no se fijará en nuestra belleza física, sino en la dulzura de nuestro corazón.

PINCELADAS PARA PENSAR


Ayer me puse a reflexionar todas las cosas que me sucedían, Descubrí que en cada una de ellas hay un mundo distinto al que vivimos diario:


Descubrí que el mundo es gris y que el color lo pintan tu y tus ganas de seguir viviendo.


Descubrí que el Sol puede alumbrar mis noches de soledad.


Descubrí que no todo en esta vida es fácil si se quiere en realidad se tiene que sufrir.


Descubrí que todas las personas buscan en la vida algo grande que hacer sin darse cuenta que la vida se compone de esas cosas pequeñas que te suceden diario.


Descubrí que no podemos cambiar al mundo pero que si podemos hacer algo para mejorarlo.


Descubrí que los sueños se pueden alcanzar siempre y cuando tengas fe y creas en ellos.


Descubrí que el verdadero amor está en los corazones de quienes aman la libertad,viven la libertad y dan la libertad.


Descubrí que estoy creciendo y que soy dueño de mi propio destino.


Descubrí que no soy mejor que nadie,pero que nadie es mejor que yo.


Descubrí que el mejor momento de mi vida es ahora y que lo estoy utilizando para poder decir lo que siento.


Descubrí que un amigo es aquel que cuando llega donde estás te hace sentir bien aunque sea con la pura presencia.


Descubrí que no estoy solo que siempre tendré un amigo a quien pueda decirle lo que me suceda y se que siempre estará ahí para escucharme y decirme: sigue adelante.


Descubrí que en todas las canciones el autor pone un pedazo de su corazón.


Descubrí que en cada palabra que escribo o pienso dejó un instante mi vida.


Descubrí que al caminar mis pasos son cada vez mas largos y eso me dice que voy llegando lejos.


Descubrí que un pedazo de mi vida la consumí en algo útil: escribiendo esto para que ustedes puedan leerlos.


Descubro y seguiré descubriendo a lo largo de este sendero que es la vida.

UN MUNDO SUPERFICIAL


La entrada al mundo superficial, entré a el y juré jamás regresar pues descubrí la frialdad e hipocresía de su gente, la ignorancia o envidia de con los que ahí te relacionas.


En este mundo todo es mas difícil para aquellos que se basan en algo mas que el exterior, aquellos que aun creen que en las personas importa mas su corazón y en ocasiones ellos tratan de convencerte que hagas aun lado tu creencia para así ser aceptado por su mundo superficial.


Fue duro darme cuenta que existía gente así que solo tiene en su boca palabras para criticar nuestro aspecto superficial.


Es tan importante en realidad que si eres bonita o fea, que si eres alto o bajo que si te arreglas demasiado o no.


Estar con ellos es solo oírlos burlarse de los demás pues ni siquiera disimulan pues hasta se atreven a señalar, aquel lugar donde lo mas importante es tu apariencia y no tu inteligencia; donde con el hecho de verte bien consigues mas amigos o enemigos.


Un mundo hipócrita, donde los demás realzan tus errores en vez de importarles tus valores, es esto lo que me hace pensar; el exterior es realmente importante, en verdad el físico lo es todo.


En mi forma de ver las cosas, puedo atreverme a comparar el mundo superficial , con una gran caja de chocolates, con un hermoso empaque dorado, y en ella todos sus chocolates son iguales con un bello terminado que aparenta ser que el chocolate es delicioso; pero lo malo es que no sabes cual es el relleno del chocolate y tal vez puedas dejarte llevar por la apariencia y probar un chocolate, pero puede que el chocolate no sea tan delicioso como aparentaba ser y esto te deje un mal sabor de boca; el mundo superficial es igual muchas personas y todas ellas bonitas en su exterior, cuidan su apariencia como nadie y se esfuerzan al máximo por estar siempre impecables pero cuando te acercas a hablar con ellas puedes asombrarte de lo que en ellas puedes encontrar o en ocasiones no encontrar.


Hay muchos que se dejan llevar por lo que solo se ve, lo creen más importante que lo que llegan a conocer de una persona, en ese mundo escuchas criticas y burlas que solo me llevan a pensar ¿que pasa con el mundo superficial?.


Esos que viven en la apariencia y rechazan la originalidad, pues en su mundo no cabe alguien que se atreva a ser diferente pues lo tachan de ridículo, exagerado o extravagante, solo se basan en el físico para saber si te aceptan en su circulo social o no y puede que no poseas una gran belleza exterior pero con que te comportes como ellos lo hacen que en vez de personas parecen mas bien víboras venenosas que solo esperan el momento que tu les des la espalda para hablar mal de ti.


Al parecer con que te comportes así les vasta, pero ni esto es suficiente pues te miran a los ojos y te logran engañar de que tu eres aceptado por su sociedad pero nunca logras comprobar si esto es verdad pues al final de todo es el mundo superficial.


Toman decisiones antes de conocer como piensa una persona.


Es el caso de algunas mujeres y algunos hombres que solo con el hecho de que sea bonita o como la mayoría de los hombres se expresan que este bien “buena” en un termino algo vulgar a mi manera de pensar, ellos relacionan el físico con como es la persona, porque si no es bonita y no da una buena impresión entonces no vale la pena llegar a conocerla y las mujeres puedo decir que no se quedan atrás pues algunas se fijan mas si el individuo es guapo o atractivo que si sabe pensar o ya por lo menos hablar.


En verdad es algo que da vergüenza que lleguemos a caer en esta mediocridad de considerar a alguien solamente por su aspecto superficial, sin darle la oportunidad de conocerlo más.
Ustedes que dicen ¿se dan la oportunidad?

LA HERRAMIENTA MAS CARA...


Cierta vez se corrió la voz que el diablo se retiraba de los negocios y vendía sus herramientas al mejor postor.

En la noche de la venta, estaban todas las herramientas dispuestas en forma que llamaran la atención, y por cierto eran un lote siniestro: odio, celos, envidia, malicia, engaño... además de todos los implementos del mal.

Pero un tanto apartado del resto, había un instrumento de forma inofensiva, muy gastado, como si hubiese sido usado muchísimas veces y cuyo precio, sin embargo, era el más alto de todos.

Alguien le preguntó al diablo cuál era el nombre de la herramienta. "Desaliento" fue la respuesta.

"¿Por qué su precio es tan alto?" le preguntaron. "Porque ese instrumento" -respondió el diablo- "me es más útil que cualquier otro; puedo entrar en la conciencia de un ser humano cuando todos los demás me fallan, y una vez adentro, por medio del desaliento, puedo hacer de esa persona lo que se me antoja. Esta muy gastado porque lo usó casi con todo el mundo, y como muy pocas personas saben que me pertenece, puedo abusar de él..."

El precio de desaliento era tan, pero tan alto que aun sigue siendo propiedad del diablo...

El desaliento es uno de los estados de ánimo contra el cual es indispensable fortalecerse. Nos desalentamos con la situación económica, con nuestro trabajo, con nuestra familia, con la necesidad de cambio, con los grupos de amigos, con el engaño, con la mentira, con el desamor...
Debemos mantenernos alertas contra el desaliento.


Pero si hay un tropezón o una caída no hay que entregarse. Después de cada día se empieza otra vez desde un punto más alto.

Y MAS DE...


La historia de la sal trata del uso y comercio que se le ha dado durante siglos a la única "roca" comestible por el ser humano. Su uso es generalizado en todas las gastronomías del mundo, bien sea como condimento, o como conservante específico de ciertos alimentos, como es el caso de las salazones de carne y pescado.


Ha sido la causante de grandes repercusiones económicas y crisis en la civilización. Su historia está muy unida a las transacciones económicas de la historia de la humanidad, actividad que ha dejado nombres como salario, o de vías tales como la prehistórica Route du Sel en Francia y la Via Salaria de la antigua Roma. Además se le han atribuido otros "simbolismos" como la fertilidad.


La sal afecta al sentido del gusto debido a que nuestro organismo tiene sensores especializados en la lengua capaces de detectar específicamente el sabor salado de los alimentos. Su uso culinario es normalmente el de "reforzador" de los sabores de los diversos alimentos. La sal se ha extraído principalmente de la evaporación del agua marina y de la extracción minera de rocas con cloruro sódico (halita).

Monday, March 23, 2009

CUENTO BLANCO


-Soy más blanca que nadie- dijo la luna, asomada su redonda cara detrás del horizonte y envolviendo con su luz la superficie de las naves e iluminando las montañas,-¿Hay quien se atreva a compararse conmigo, en blancura y en pureza?-


¡Nosotras!-contestaron las olas, encrespándose y poniéndose blancas de furia.-Y nosotras- Repusieron con su voz de fragancia los azahares, que parecían pequeños luceros.-Somos más blancos que la luna-


Los luceros jazmines y los lirios abrieron sus carolas y mostraron los pétalos blancos y sedosos.


Las plumas de los cisnes se extendieron en la superficie del lago, la nieve cayó en albos copos.


Todas, todas las cosas blancas mostraron a la luna su pureza; pero ella, con su cara placentera, seguía riendo a carcajadas.- Deja que yo me vaya- decía y veréis como toda blancura queda reducida a la mitad.


Y en efecto, apenas se ocultó haciendo una mueca de despedida, todo quedó sin brillo, casi negro, como si un monto de crespón hubiera caído sobre la tierra... Las olas gritaban con más furia, pero apenas se les veía revolverse airadas en su inmensa cuna de rocas.


Los jazmines y los lirios se inclinaron sobre sus tallos marchitos y avergonzados y los copos de nieve se deshicieron en lágrimas, fueron rodando a juntarse con la linfa del río, que sollozaba tristemente en su oscuro lecho pedregoso.


-Ya lo veis- decía la luna, escondida detrás de la montaña, como no hay quien se atreva a competir conmigo en blancura y en pureza.


-¡Yo!-dijo una voz desde la choza de un sencillo labrador que habitaba allí con su mujer y sus hijos.


- Soy más blanca que los lirios, más que los copos de nieve y los rayos de la luna-...


-¿Y quién eres tú? - le preguntó esta, sorprendida ante su blancura incomparable.-


-Soy la conciencia de un hombre honrado- Le contestó una voz.

SOLO UNA VEZ


Los seres humanos somos tan complicados, que cuando las cosas no pasan como uno lo espera comenzamos a crear un sentimiento de frustración en nuestros corazones, construimos un especie de caparazón que nos cubre ante el resto de las personas que nos rodean y comenzamos a dar una imagen que pensamos es lo que los demás esperan de nosotros, cuando en realidad lo único que importa eres tú.


Y entonces piensas, ¡no quiero volver a sufrir! Sí, probablemente tengas razón y quieras encerrarte en una burbuja a la que nadie tenga acceso. Pero pasa el tiempo y ¿que ganaste? nada; probablemente te perdiste de conocer a personas maravillosas, lugares inolvidables y situaciones afortunadas.


La vida es hermosa y créeme, vivirla no es una casualidad. En la vida todo tiene sus etapas, pasa ya la página y cierra ese círculo que no te deja continuar, dale la espalda al pasado y deja que renazca el presente. Permite que entre en tu vida la luz de un nuevo amanecer, la ilusión de un nuevo amor, la adrenalina de una nueva amistad.


Sé que dirás: ¡Se dice fácil! Pero los seres humanos somos máquinas tan perfectas que somos capaces de eso y más, solo es cuestión de levantarnos y decir; hoy es un nuevo día y doy gracias a Dios por existir. Disfruta al máximo de las pequeñas cosas que hacen de la vida una experiencia inolvidable y recuerda que somos responsables de la vida que elegimos vivir…


Los triunfos y fracasos son experiencias que nos permiten crecer como personas, si tienes un tropezón levantarte seguro que dolerá pero pronto pasará y seguro estoy no volverás a pasar por ahí pues sabrás que hay un bache, el mismo que una ocasión te hizo caer.

EL OCASO


El ocaso de otro día llega, recordándome que no fue suficiente el día para acabar de resolver mis problemas.


Me invade la impaciencia, trato de resolver mis problemas y estos se hacen más grandes o empiezan otros nuevos.


Siento que camino en medio de la niebla, ya que no encuentro nada más que tropiezos, pero cuando más solo me siento, cuándo grito y escucho solo el eco de mi voz, ahí está, esa mano desconocida que siempre toca mi hombro, enjuga las lágrimas de mi rostro y me ayuda a levantarme.


Pero no puedo ver su rostro en medio de la espesa niebla, no se quien es, pero siempre hace lo mismo cada vez que caigo y siento que jamás volveré a levantarme.


Mis pensamientos se revuelven creando un caos en mi cabeza. El pasado llega pero no me atormenta, me da una pequeña luz que me ayuda a pasar algunos obstáculos del camino, pero no me ayuda cuando los obstáculos son nuevos para mí.


He tenido que aprender rápidamente a pasarlos antes de que el día termine, pero otras veces son tan grandes, que veo pasar varios ocasos y no puedo superarlos.


Pareciera que la vida se ha empeñado en darme sus mejores golpes, pero me ha enseñado a evadir varios y acertar algunos en contra de ella, pero por cada golpe que logro regresarle me da diez más.


Me siento cansado, pero mi instinto de supervivencia me obliga a seguir en pie hasta que el encuentro termine, sin importar si salgo victorioso o no. Lo único que quiero es poder sentarme y tomar un respiro, pero la vida es rápida y no me da tiempo de nada.


El ocaso de otro día llega, y me doy cuenta que el encuentro terminó es hora de descansar para iniciar otro encuentro más, pero mis pensamientos no me dejan, ahora tengo que enfrentarlos hasta el amanecer de un nuevo día.

LA MASCARA


No quiero ser hipócrita pensando queriendo volver al pasado el mismo posicionando mi presente me embarga una gran duda, indiferente, lejos de querer volver me pierdo en un mar de cuestiones, son millones que me embargan en un nido de preguntas y me dicen no te encuentras si te buscas con fervor…


No quiero ser hipócrita y aún así lo creo y lo que ha sido estrechado con amor termina siendo basura me muestro consistente al empleador, no quiero ser hipócrita como abogado que engaña, ya en su corte entra cizaña y lo que dice enmaraña la justicia la remplaza con carisma y sonrisa nefasta…


No quiero ser hipócrita me dice aquel es embustero y me sonríe… No quiero ser hipócrita y me siento así de nuevo frente a televisor que no informa frente a periodista que sólo añora de una historia vivirla toda, no quiero ser hipócrita y me encuentro fingiendo frente a un mundo de sujetos con máscaras van todos y alma dice vuelve a mí, yo te haré cómplice…


No quiero ser hipócrita al no luchar por lo que creo, dibujar para una lata o pintar para un museo, economista que vive en nubarrones de las gráficas sus altos y bajones de tinieblas en que jura el servir no sirve para nada ya fingir no quiero, ser hipócrita y yo pido… Que el dinero me llegue siempre al bolsillo sin siquiera despeinarme en un descuido…


No quiero ser hipócrita y lo veo en las calles por las que transita el embustero médico, que vive de sus manos que crean y destrozan y aun así es juzgado no quiero ser hipócrita y sutura para poder así llenar una factura, planea la nube de la imaginación en universo que le pide restricción, no quiero ser hipócrita al volar navegando las nubes en avión, decir que éste no fuere a estrellar sin llegar éste matando vidas a montón…


No quiero ser hipócrita al vivir, sin embargo de esto vivo y no puedo ya fingir…

LA CONVERSION DE LA MAGDALENA


La conversión de la Magdalena (en italiano, La conversione della Maddalena), es un cuadro de la pintora italiana Artemisia Gentileschi. Fue ejecutado hacia 1615-1616. Se trata de una pintura al óleo sobre lienzo, que mide 1,46 metros de alto y 1,08 m de ancho. Actualmente se conserva en el Palacio Pitti de Florencia (Italia).


La representación pictórica de María Magdalena penitente y la de la conversión de la Magdalena cubren un espectro iconográfico muy vasto, pudiendo el artista acercarse a estos temas de modos diversos, manteniendo el equilibrio necesario entre la sensualidad de la pecadora y su ascesis espiritual del arrepentimiento.


En esta Magdalena de Artemisia Gentileschi, el contraste entre la sensualidad y la fe se resuelve de modo menos provocativo. Es cierto que la santa tiene el aspecto de una mujer atractiva, elegante como podría ser una dama de alto rango, con una suntuosa vestimenta de seda amarilla (obra inconfundible de lo que Roberto Longhi llamaba «el guardarropa de los Gentileschi»); unas ropas de amplísimas telas, con un generoso escote que, con despreocupación, muestra apenas la desnudez de una espalda y la arruga del seno. Nada hay especialmente provocativo, tanto más que de la ropa lujosa apunta un pie desnudo, símbolo de un propósito de renuncia; propósito que la postura de las manos confirma, una sobre el pecho, como en el acto de reconocer sus pecados, y la otra estirada para esquivar alguna cosa que a duras penas se entrevé en las sombras. Se trata de un espejo, símbolo por antonomasia de la vanidad. Sobre su esquina se leen las palabras del Evangelio según Lucas: «OPTIMAM PARTEM ELEGIT,» ha elegido el mejor partido, el de la búsqueda del Señor.


El rostro, rodeado de rizos un poco desordenados de los cabellos, aparece más triste que distraído, y la mirada parece aún dudar antes de volverse hacia lo alto. La composición del cuadro, con la figura que sale del vacío del fondo de una estancia, es decididamente caravagista. Pero mientras que Caravaggio, con su Magdalena conservada en la Galería Doria Pamphili, había presentado a una prostituta, con la mirada bajada, las manos en el regazo, sentada sobre una modesta silla y las joyas abandonadas sobre el pavimento desnudo, el verismo de Artemisia no llega aquí a tanto. A conferir un aire aristocrático a la figura contribuye también la poltrona finamente trabajada sobre la cual se sienta la Magdalena.


Sobre un lado del respaldo de la silla la pintora ha puesto su firma: «ARTIMISIA LOMI».
La tela pertenece, según la opinión generalmente concorde de los críticos, al período florentino y es verosímil que el aspecto elegante y aristocrático de la santa esté influido por los gustos artísticos de una Florencia que, en aquellos años, apreciaba particularmente los modos pictóricos de
Cristofano Allori.

Friday, March 20, 2009

EL FRACASO


El fracaso no significa que soy un fracasado; significa que todavía no he triunfado.

El fracaso no significa que no he logrado nada; significa que he aprendido algo.


El fracaso no significa que he sido un tonto; significa que tuve suficiente fe para experimentar.


El fracaso no significa que he sido un desgraciado; significa que me atreví a probar.


El fracaso no significa que no lo tengo; significa que lo tengo de una manera diferente.


El fracaso no significa que soy inferior; significa que no soy perfecto.


El fracaso no significa que he desperdiciado mi tiempo; significa que tengo una excusa para comenzar otra vez.


El fracaso no significa que debo darme por vencido; significa que debo tratar con más ahínco.


El fracaso no significa que nunca lo haré; significa que necesito más paciencia.


El fracaso no significa que me has abandonado; significa que debes tener una mejor idea para mi.


Atrevámonos a tratar, los fracasos sólo son lecciones de aprendizaje.

Quien nunca arriesga tampoco logra nada.

PABLO NERUDA DIJO:


Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.


Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el
negro sobre blanco y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones,
justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de
los bostezos,corazones a los tropiezos y sentimientos.


Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está
infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los
consejos sensatos.


Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música,
quien no encuentra gracia en si mismo.


Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se
deja ayudar.


Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte
o de la lluvia incesante.


Muere lentamente, quien va abandonando un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.


Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.


Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.

REGALOS DE VIDA


Las personas son regalos que la vida me ha dado.

Ya vienen envueltas, algunas en forma muy bella
y otras de una manera menos atractiva.


Algunos han sido maltratados en el correo;
otros llegan como "entrega especial";


algunos llegan envueltos, otros cerrados con gran rigidez.
Pero la envoltura no es el regalo
y es importante darse cuenta de esto.Es muy fácil equivocarse en este sentido,
juzgando el contenido por el estuche.


A veces el regalo se abre con facilidad,
otras se necesita la ayuda de otras personas.
Tal vez porque tiene miedo, quizás han sido heridas antes
y no quieren ser lastimadas de nuevo.


Puede ser que alguna vez se abrieron
y luego se olvidaron en un rincón.
Quizás ahora se sienten más bien como "cosas" que como seres humanos.

Yo soy una persona, como las demás, también soy un regalo.


Poseo una bondad que es sólo mía y sin embargo
algunas veces tengo miedo de mirar dentro de mi envoltura.

Tal vez temo decepcionarme,
quizás no confío en lo que llevo dentro.


Pudiera ser que en realidad nunca he aceptado
el regalo que soy.Cada encuentro y comunicación entre personas
es un intercambio de regalos.


Mi regalo soy yo, tú eres tu regalo.
Somos obsequios de la vida, unos para otros.

Es difícil pensar en ocasiones, que aquel que me ha lastimado
es también un regalo, pero si vemos la ofensa como una
envoltura maltratada y no nos quedamos con ella,
seguramente encontraremos un hermoso regalo,
pues de cada suceso se tiene una enseñanza
para crecer en amor y en nuestra fe...


Nosotros mismos podemos tener una envoltura
tan maltratada por el tiempo y las circunstancias,
pero lo que llevamos dentro siempre será hermoso,
pues quien lo puso ahí es nuestro deseo de vivir,
sólo tendríamos que ver hacia adentro
y estar listos para darnos.


Descubre en tu interior los dones con los que naciste
y se el digno regalo para los que te necesitamos.

ELIMINARE DE MI AGENDA


Eliminaré de mi agenda dos días: AYER Y MAÑANA


Ayer fue para aprender y mañana será la consecuencia de lo que hoy pueda realizar.

Hoy me enfrentaré a la vida con la convicción de que este día jamás volverá.


Hoy es la última oportunidad que tengo de vivir intensamente, pues nadie me asegura que mañana volveré a amanecer.


Hoy tendré la audacia de no dejar pasar ninguna oportunidad, mi única alternativa es la de triunfar.


Hoy invertiré mi recurso mas importante: mi tiempo, en la obra más trascendental: mi vida; cada minuto lo realizaré apasionadamente para hacer de hoy un día diferente y único en mi vida.


Hoy desafiaré cada obstáculo que se me presenta con la fe de que venceré.

Hoy seré la resistencia al pesimismo y conquistaré al mundo con una sonrisa, con la actitud positiva de esperar siempre lo mejor.


Hoy haré de cada tarea ordinaria una expresión sublime.

Hoy tendré los pies en la tierra comprendiendo la realidad y la mirada en las estrellas para inventar mi porvenir.


Hoy tendré tiempo de ser feliz y dejaré mi huella y mi presencia en el corazón de los demás.

SI UN PERRO FUERA TU MAESTRO


Correr al encuentro de alguien que amas cuando llega a casa.

Nunca perderte una oportunidad de salir a pasear en automóvil.

Darte la oportunidad de experimentar el viento fresco en tu rostro.


Mostrarle a los demás cuando están invadiendo tu territorio.

Tomarte una siestecita al mediodía y estirarte antes de levantarte.

Correr, brincar y jugar todos los días.

Intentar llevarte bien con tu prójimo y dejar que las personas te toquen.

No morder cuando un simple gruñido resuelve la situación.


En días calurosos, detenerte para rodar en el pasto, beber muchos líquidos y acostarte bajo la sombra de un árbol.


Danzar y balancear todo tu cuerpo cuando estás feliz.

Sin importar las veces que alguien te lastime, regresar y hacer nuevamente las paces... sin sentirte culpable.


Aprovechar el placer de una larga caminata.

Alimentarte con gusto y entusiasmo.

Comer solo lo suficiente.

Ser leal. Nunca pretender ser lo que no eres.


Y lo MÁS importante de todo... Permanecer silencioso cuando alguien está nervioso o triste, quedándote cerca para mostrarle que tu estás allí para consolarlo.

¡La Verdadera Amistad no Acepta Imitaciones!

Wednesday, March 18, 2009

PINCELADAS PARA PENSAR


Desacelera el ritmo de tu corazón silenciando tu mente.

Afirma tu paso con la visión del futuro.

Rompe la tensión de tus nervios y músculos con la dulce música de los arroyos que viven en tu memoria.

Vive intensamente la paz del sueño.

Aprende a tomar vacaciones de un minuto, al detenerte a mirar una flor, al conversar con un amigo, al contemplar un amanecer o al leer algunas líneas de un buen libro.

Recuerda que vivir más intenso no quiere decir vivir más rápido y que la vida es más que aumentar la velocidad.

Voltea hacia las ramas del roble que florece y comprende que creció grande y fuerte porque creció despacio y bien.

Ten calma, desacelera el paso y echa tus raíces en la buena tierra de lo que realmente vale, para así crecer hacia las estrellas.

Cada mañana, al despertar, pide a Dios que te de templanza y fortaleza para enfrentar las luchas cotidianas.

EN BUSCA DE LA PAREJA PERFECTA


Érase una vez una muchacha de nombre Nadia, cuya belleza atraía a todos los que la conocían. A pesar de ello, Nadia se sentía muy sola.


Tras la alegría del primer encuentro con sus pretendientes, les encontraba defectos. Entonces, sentía que su amor se marchitaba y seguía anhelando su ideal de pareja perfecta.


Un día, Nadia oyó hablar de un sabio que a todos conmovía con sus palabras. Aquella noche, decidió consultarle su problema.


"Tal vez -se decía- me pondrá en el camino de ese hombre ideal que sueño".


A la mañana siguiente, llegó hasta él y, tras exponerle su mala suerte, le dijo:


- Necesito hallar la pareja perfecta. ¿Qué podéis decirme? Una persona como usted, sin duda, habrá encontrado la pareja perfecta.-


Aquel anciano, mirando a Nadia con brillo intenso en sus ojos, le dijo:


- Pasé mi juventud buscando a la mujer perfecta.


En Egipto, encontré a una mujer bella e inteligente, pero era muy inconstante y egoísta.


En Persia, conocí a una mujer que tenía un alma buena y generosa, pero no teníamos aficiones en común… Y así una mujer tras otra.


Al principio, me parecía haber logrado "el gran encuentro", pero, pasado un tiempo, descubría que faltaba algo que mi alma anhelaba. Fueron transcurriendo los años hasta que de pronto, un día…- dijo el anciano haciendo una emocionada pausa, -la vi, resplandeciente y bella. ¡Allí estaba la mujer que yo había buscado toda mi vida!-


-¿Y qué pasó? ¿Te casaste con ella?- replicó entusiasmada la joven Nadia.


- Al final… la unión no pudo llevarse a cabo.


-¿Por qué?, ¿por qué?-


- Porque al parecer– le dijo el anciano con un gran brillo en sus ojos, -ella buscaba la pareja perfecta…-