Friday, May 29, 2009

RENACER


Hacia un calor insoportable, se hallaba en un país desconocido luchando por una causa que no entendía bien. Solo obedecía órdenes, quería pensar que era por el bien de su patria, que aquellos muertos, niños y mujeres incluidos, aquellos sueños destrozados por metrallas eran justificados.


Vio un niño parado frente al cuerpo de su madre tendida en el suelo, no lloraba apenas tenia 5 años, sus ojos asombrados y llenos de terror miraba a su madre esperando que se levantara y le abrazara como todas las mañanas. Pero aquel amanecer la huesuda muerte se había paseado sembrando su amarga cosecha.


El soldado se agacho para coger al niño y retirarlo de aquella escena dantesca pero la mirada de pavor del chico mirando su fusil le aterrorizo y por primera vez en su vida sintió vergüenza de su arma, aquella arma que meses atrás llevaban orgulloso sobre su hombro jurando ante su bandera defender su país.


Pero en aquel país, tan lejos de su casa, tragando el polvo del desierto, ya no sabia si realmente defendía su pueblo, era un peón político o un miembro de los jinetes del Apocalipsis.


Unos metros de allí un capitán, envuelto en su fanfarria patriota, daba ordenes al fotógrafo del pelotón para que le hiciera una foto dándole unos caramelos a unos niños aterrados, huérfanos por sus amas.


Fue en ese momento y de un modo repentino cuando una fuerte explosión, alcahuete de la muerte, destrono el tenso silencio que reinaba, el polvo se mezclo con sangre y los gritos en miradas de terror.


Nuestro soldado cayo al suelo con el pecho destrozado, dos compañeros le arrastraron como pudo en medio de la confusión al campamento sanitario, los médicos se miraron negativamente le pusieron un calmante y dejaron que su vida se evaporase de todo.


En la mente del soldado seguia el rostro de aquel niño, pero esta vez era el niño quien se acercaba a el con una sonrisa tocándole su frente sudorosa sentenciada por la ciencia. Y con ojos sorprendidos, ahora era él el asombrado, vio como la cara del niño se difuminaba, se transformaba en otros rasgos más finos, más suaves, sus ojos pasaron de negros a azules lentamente y su pelo se alargo cambiando también su color negro al rubio, la metamorfosis se habría producido como un dulce sueño, pero no lo era.


El soldado sabia que aquella hermosa niña era real no un delirio de su mente, hasta distinguió en aquellos ojos la mirada de su esposa, la mujer que la esperaba en su casa con su inmenso amor.


La compañera que le había entregado su vida sin quejas, resignada siempre a su destino como militar. La niña beso su rostro con sus ojitos llenos de lágrimas. -Papá te quiero, soy Lucy, no te mueras por favor. Quiero vivir. Dame la esperanza de la vida.


Después aquella figura angelical se fue esfumándose lentamente mientras un sueño profundo invadió al soldado.....


Meses después un general con su sonrisa oficial le imponía una medalla por su valentía en el combate. Al salir del despacho de su superior el soldado tiro la medalla a un cubo de basura y fue corriendo a su casa.


Allí la mujer le abrazo y le beso con el corazón en los labios para decirle después “vamos al tener un hijo”.


Él sonrió estrechándola más fuerte en sus brazos “lo sabía amor y va a ser una niña rubia preciosa” le contesto.


A los nueves meses nació Lucy justo cuando el soldado presentaba su baja del ejercito ante el general, esta vez era el general el que estaba serio mirándole como un apestado mientras que él sonreía sintiéndose liberado.


Había escogido el camino de la esperanza.

TE RECOMIENDO...


Perdona y olvida, y te será más sencilla la vida.


Lleva la vida en paz y jamás perderás la guerra.


No es esencial obtener las más altas notas en la universidad, siempre que seas capaz de obtener mención honorífica en la vida.


Si la vida no estuviera salpicada de tormentas, el arco iris no sería posible.


Quizá la muerte no signifique cerrar los ojos sino abrirlos.


La medida de tu casa nada tiene que ver con el tamaño de tu hogar.


No porque la noche sea oscura, dejará de haber una estrella que la ilumine.


La sonrisa de un niño lleva impresa la firma de Dios.


El que no vive para servir, no sirve para vivir.


Amor es decir sin hablar, ver sin mirar, sentir sin tocar y estar sin estar.


La gente es hermosa si la amas.


Dios es la más difícil de las preguntas y la más sencilla de las respuestas.


La visión es saber mirar sin ojos.

LA ALMOHADA


Si mi almohada tuviera vida me querría más que a nadie, en el día ni quien se acuerde de ella, está siempre en un solo lugar, llenando un hueco o simplemente en su lugar. Pero en las noches esa inerte funda con relleno recobra vida.


Si tuviera vida no la soltaría, ella cada noche me acompaña a seguir soñando, es suave, es larga es blanca, ella es testigo de mis sueños más profundos que jamás alguien sabrá.


Solo ella y yo seremos cómplices de mis secretos.


No todo se podrá decir, pero el sentimiento que guardo en mí queda plasmado cada noche en ella. Porque siente el amor que quise un día entregar pero mis miedos me separaron de lo que deseaba tener.


Si mi almohada pudiera ver, no dejaría de mirar al cielo por esa rendija que me gusta dejar cada noche. Solo para ver los rayos de luna que se infiltran por la ventana que queda aun lado de mi cama.


Si mi almohada tuviera brazos, estoy segura que muchas noches me abrazaría, pero me conformo con su suavidad que imagino es la ternura que me puede dar.


Pero no me estoy volviendo loco, solo agradezco a la imaginación, al sentido del tacto y a mis sentimientos que hasta a un pequeño pedazo de tela le pueda entregar tanto cariño, solo por ser mi compañera de cada noche.

UNA JOYA UNICA!!!


Cruzando el desierto, un viajero inglés vio a un árabe muy pensativo, sentado al pie de una palmera. A poca distancia reposaban sus camellos, pesadamente cargados, por lo que el viajero comprendió que se trataba de un mercader de objetos de valor, que iba a vender sus joyas, perfumes y tapices, a alguna ciudad vecina.

Como hacía mucho tiempo que no conversaba con alguien, se aproximó al pensativo mercader diciéndole:

«Buen amigo, ¡salud! pareces muy preocupado. ¿Puedo ayudarte en algo?»

«¡Ay!», respondió el árabe con tristeza, «estoy muy afligido porque acabo de perder la más preciosa de las joyas».

«¡Bah!», respondió el inglés, «la pérdida de una joya no debe ser gran cosa para ti que llevas tesoros sobre tus camellos, y te será fácil reponerla».

«¡¿Reponerla?!... ¡¿Reponerla?!», exclamó el árabe. «Bien se ve que no conoces el valor de mi pérdida».

«¿Qué joya es, pues?», preguntó el viajero.

«Era una joya», le respondió el mercader, «como no volverá a hacerse otra. Estaba tallada en un pedazo de piedra de la Vida y había sido hecha en el taller del Tiempo.

Adornábanla veinticuatro brillantes, alrededor de los cuales se agrupaban sesenta más pequeños. Ya ves que tengo razón al decir que joya igual no podrá reproducirse jamás».

«A fe mía», dijo el inglés, «tu joya debía ser preciosa". Pero, ¿no crees que con mucho dinero pueda hacerse otra igual?»

«La joya perdida», respondió el árabe, volviendo a quedar pensativo,
«era un día, y un día que se pierde ... no vuelve a encontrarse».

QUE EDAD TIENES ABUELA?


Una tarde un nieto estaba charlando con su abuela sobre los acontecimientos actuales. Entonces, él preguntó: ¿qué edad tienes abuela?"


La abuela respondió:


"Bueno, déjame pensar un minuto... Nací antes de la televisión, las vacunas contra la polio, las comidas congeladas, la fotocopiadora, los lentes de contacto, la píldora anticonceptiva y el fresbee.


No existían los radares, las tarjetas de crédito, el rayo laser o los patines en línea. No se había inventado el aire acondicionado, las lavavajillas, las secadoras, y las prendas se ponían a secar al aire fresco.


El hombre todavía no había llegado a la Luna y no existían los aviones de propulsión a chorro para pasajero. Tu abuelo y yo nos casamos y después vivimos juntos, y en cada familia había un papá y una mamá.


"Gay" era una palabra respetable en inglés que significaba una persona contenta, alegre y no homosexual, al que cariñosamente llamábamos "loca". De lesbianas, nunca habíamos oído hablar y los muchachos no usaban aretes. Nací antes de la computadora, las dobles carreras universitarias, las terapias de grupo y los psicólogos.


Hasta que cumplí 25, llamé a cada policía y a cada hombre, "señor", y a cada mujer "señora" o "señorita".


En mis tiempos la virginidad no producía cáncer.


Nuestras vidas estaban gobernadas por los 10 Mandamientos, el buen juicio y el sentido común. Nos enseñaron a diferenciar entre el bien y el mal y a ser responsables de nuestros actos.
Creíamos que la comida rápida era lo que la gente comía cuando estaba apurada.


Tener una relación significativa era llevarse bien con los primos. Tiempo compartido significaba el que la familia compartía unas vacaciones, no un condominio.


Nunca habíamos oído hablar sobre la música estereofónica, la radio FM, cassettes, CDs, máquinas de escribir eléctricas, calculadora (ni siquiera mecánica, para no mencionar las portátiles).


A los relojes se les daba cuerda cada día. No existía nada digital, ni los relojes ni los indicadores con numeritos luminosos en los artefactos del hogar, ni en las máquinas. Hablando de máquinas, no existían los cajeros automáticos, los radio reloj despertador, ni los hornos de microondas, para no hablar de los DVD ni las filmadoras de video.


Si en algo decía "Made in Japan" se le consideraba una porquería y no existía "Made in Korea" ni "Made in Taiwan".


No se había oído hablar de Pizza Hut, McDonalds o el café instantáneo ni de los endulzantes artificiales.


Había tiendas donde se compraban cosas por 5 y 10 centavos. los helados, las llamadas telefónicas, los pasajes de autobús y la Pepsi, todo costaba 10 centavos. Se podía comprar un Chevrolet Coupé nuevo por 600 dólares (pero ¿quién los tenía?).


En mi tiempo, "hierba" era algo que se cortaba y no se fumaba; "Coca" era una gaseosa y la música de rock era la que hacía la mecedora de la abuela.


"Chip" significaba un pedazo de madera, "hardware" era la ferretería y el "software" no existía.


Fuimos la última generación que creyó que una señora necesitaba un marido para tener un hijo.


Ahora dime, ¿cuántos años crees que tengo?


"¿Más de cien?", preguntó su nieto.


"No, ¡solamente 59!".

Wednesday, May 27, 2009

COMPRENDER AL QUE SUFRE


Siendo niño pertenecí al Movimiento Scout.


Ahí nos enseñaban, entre otras cosas, la importancia de la "Buena Acción" que consistía en realizar todos los días actos generosos y nobles, como recoger algún papel en la calle y botarlo en la papelera, ayudar en la casa a lavar platos, cuidar la fauna y la flora, ayudar a alguna persona anciana o impedida a cruzar la calle, etc. Me gustaba mucho cumplir esa tarea.


Un día caminaba por una calle de mi ciudad y vi a un perro tirado en plena vía sin poder moverse. Estaba herido, un carro lo había atropellado y tenía rotas las dos patas traseras, los vehículos le pasaban muy de cerca y mi temor era que lo mataran porque era imposible que él solo pudiera levantarse.


Vi allí una gran oportunidad para hacer la "Buena Acción" y como buen Scout detuve el tráfico, me dispuse a rescatar al perro herido y ponerlo a salvo para entablillarle las patas. Yo nunca había entablillado a nadie pero el "Manual Scout" decía cómo hacerlo.


Con mucho amor y entrega me acerqué, lo agarré pero me clavó los dientes en las manos.


Inmediatamente me llevaron a Sanidad y me inyectaron contra la rabia, aunque la rabia de haber sido mordido no se me quitó con la vacuna.


Durante mucho tiempo no entendí por qué el perro me había mordido si yo sólo quería salvarlo, no hacerle daño, no sé que pasó y no me lo pude explicar. Yo quería ser su amigo, es más, pensaba curarlo, bañarlo, dejarlo para mí y cuidarlo mucho.


Esta fue la primera decepción que sufrí por intentar hacer el bien, no lo comprendí. Que alguien haga daño al que lo maltrata es comprensible, pero que trate mal a quien lo quiera ayudar es inaceptable.


Pasaron muchos años hasta que llegó el día en que vi claro que el perro no fue quien me mordió, quien me hirió fue su dolor.


Ahora si lo entiendo perfectamente.Cuando alguien está mal, no tiene paz, está herido del alma y si recibe amor o buen trato: ¡Muerde! Pero él no hunde sus dientes, es su herida la que nos daña.


Comprende el malestar de las personas que te rodean. Cuando alguien te grita, te ofende, te critica o te hace daño no lo hace porque te quiere mal sino porque está herido, está herido del alma, se siente mal o algo malo está pasando por su vida. No te defiendas ni lo critiques, mas bien compréndelo, acéptalo y ayúdalo.


Ahora lo entiendo.

EL VEREDICTO


"Cuenta una antigua leyenda que en la Edad Media un hombre muy virtuoso fue injustamente acusado de haber asesinado a una mujer.-


En realidad el verdadero autor era una persona muy influyente del reino y por eso desde el primer momento se procuró un chivo expiatorio para encubrir al culpable.-


El hombre fue llevado a juicio conociendo ya que tendría escasas o nulas chances de escapar al terrible veredicto: ¡la horca!.-


El juez, también complotado, cuidó no obstante dar todo el aspecto de un juicio justo, y por ello dijo al acusado:


-Conociendo tu fama de hombre justo y devoto del Señor vamos a dejar en manos de él tu destino, vamos a escribir en dos papeles separados las palabras "culpable" e "inocente".- Tú escogerás, y será la mano de Dios la que decida tu destino.-


Por supuesto el mal funcionario había preparado dos papeles con la misma leyenda: CULPABLE, y la pobre víctima aún sin conocer los detalles se daba cuenta que el sistema propuesto era una trampa.- No había escapatoria.-


El juez conminó al hombre a tomar uno de los papeles doblados.- Este respiró profundamente, quedó en silencio unos cuantos segundos con los ojos cerrados y cuando la sala comenzaba ya a impacientarse abrió los ojos y con una extraña sonrisa tomó uno de los papeles y llevándolo a su boca y se lo trago rápidamente.-


Sorprendidos e indignados, los presentes le reprocharon airadamente.- Pero...¿qué hizo?.- Y ahora... ¿Cómo vamos a saber el veredicto?.-


Es muy sencillo -respondió el hombre-. Es cuestión de leer el papel que queda y sabremos lo que decía el que me tragué.-


Con rezongos y bronca mal disimulada debieron liberar al acusado y jamás volvieron a molestarlo

LAS VELAS


Cuatro Velas se estaban consumiendo tranquilamente.


La primera dice: ¡Yo Soy la Paz! A pesar de mi Luz, las personas no consiguen mantenerme encendida. Y disminuyendo su llama, se apagó totalmente.


La segunda dice: ¡Yo me llamo Fe! Infelizmente soy superflua para las personas por eso no tiene sentido continuar quemándome. Al terminar sus palabras, un viento se abatió sobre ella, y esta se apagó.


En voz baja y triste la tercera vela se manifestó: ¡Yo Soy el Amor! No tengo mas fuerzas para seguir quemando. Las personas me dejan de lado porque solo consiguen manifestarme para ellas mismas; se olvidan hasta de aquéllos que están a su alrededor. Y también se apagó.


De repente entró una niña.

Y vio las tres velas apagadas ¿Qué es esto?. Ustedes deben estar encendidas y consumirse hasta el final.


Entonces la cuarta vela, hablo:No tengas miedo niña, en cuanto yo esté encendida, podemos encender las otras velas.


Entonces la niña tomó la vela de la Esperanza y encendió nuevamente las que estaban apagadas.


¡Que la vela de la Esperanza nunca se apague dentro de nosotros!


Tomemos en estos días la vela de la ESPERANZA y busquemos encender juntos, las velas que nuestros hermanos tienen apagadas.

SE PUEDE...


Después de un otoño como cualquier otro, había llegado el invierno al poblado de Masachuset.


Igual que cada año, los habitantes solían patinar sobre el enorme lago congelado. El día del accidente, dos niños se encontraban deslizándose libres y felices -con el entusiasmo que solo puede dar el ser niño, cuando de pronto uno de ellos cayó súbitamente en las heladas aguas. Su amiguito que se encontraba en la superficie quiso ayudarlo, pero el desafortunado, cada vez se alejaba mas del hoyo de donde había caído en las heladas aguas.


Rápidamente el amiguito buscó una piedra y comenzó a golpear con todas sus fuerzas el duro hielo , hasta que este cedió y logró sacar a su amigo.


Poco después comenzaron a llegar las asistencias médicas, bomberos , policía y por supuesto la infaltable multitud que en esos momentos se aglomera. Todos haciéndose la misma pregunta ....
¿COMO ES QUE EL NIÑO HABÍA LOGRADO SACARLO?

La policía dijo que... era imposible penetrar con un disparo el hielo de esa forma.
Los bomberos... ni con el hacha lo hubiéramos rescatado en el tiempo necesario.
Los paramédicos... nadie tiene tanta resistencia para golpear.
La gente... esta flaco y sin fuerzas, además no se ve muy inteligente, no lo puedo creer.
¿Pero entonces como lo logro? ......
En ese momento se logró escuchar una voz algo cansada diciendo...

-¿Quieren saber como lo logró...? Yo se los voy a decir...... - era el viejo Sam. El hombre mas anciano del pueblo que se encontraba cortando leña cerca de allí cuando ocurrió todo.


- Les contaré como lo logró......


Al momento de caer el niño, el otro pequeño tomó una gran piedra. A él no le importó otra cosa mas en el mundo que ayudar a su amigo; poniendo aun en riesgo su vida.


Pero ¿quieren saber por que logró romper hielo mas duro que el acero con una sola piedra......?


Fácil, lo logró porque al momento de proponérselo y colocar en su mente lo que quería hacer no hubo absolutamente nadie que le dijera .....QUE NO SE PODÍA .... QUE NO SE PODÍA HACER......


Por eso pudo estar seguro de que lo iba a lograr .....


¿Cuantas veces te han dicho que no se puede?.

NO PERMITAS QUE NADIE MATE TUS SUEÑOS CON ESTA FRASE Y MEJOR AÚN, NO MATES EL SUEÑO DE NADIE CON ELLA<

CUANDO LA FRUTA NO ALCANZA


Una vez un grupo de tres hombres se perdieron en la montaña, y había solamente una fruta para alimentarlos a los tres, quienes casi desfallecían de hambre.


Se les apareció entonces Dios y les dijo que probaría su sabiduría y que dependiendo de lo que mostraran les salvaría.


Les preguntó entonces Dios qué podían pedirle para arreglar aquel problema y que todos se alimentaran.


El primero dijo: "Pues aparece mas comida", Dios contestó que era una respuesta sin sabiduría, pues no se debe pedir a Dios que aparezca mágicamente la solución a los problemas sino trabajar con lo que se tiene.


Dijo el segundo entonces: "Entonces haz que la fruta crezca para que sea suficiente", a lo que Dios contestó que No, pues la solución no es pedir siempre multiplicación de lo que se tiene para arreglar el problema, pues el ser humano nunca queda satisfecho y por ende nunca sería suficiente.


El tercero dijo entonces: "Mi buen Dios, aunque tenemos hambre y somos orgullosos, haznos pequeños a nosotros para que la fruta nos alcance".


Dios dijo: "Has contestado bien, pues cuando el hombre se hace humilde y se empequeñece delante de mis ojos, verá la prosperidad".


Saben, se nos enseña siempre a que otros arreglen los problemas o a buscar la salida fácil, siempre pidiendo a Dios que arregle todo sin nosotros cambiar o sacrificar nada.


Por eso muchas veces parece que Dios no nos escucha pues pedimos sin dejar nada de lado y queriendo siempre salir ganando. Muchas veces somos egoístas y siempre queremos de todo para nosotros.

LA ESPIGA DOBLADA


Enviado al campo para ver si estaba ya a punto para ser segado, el muchacho volvió a su padre y le dijo:- Me parece que la cosecha será muy pobre, padre mío.-


¿Por qué? - le preguntó éste.-


Porque he notado que la mayor parte de las espigas están dobladas hacia abajo, como desmayadas, seguramente que no valen nada.-


¡Mi hijo pequeño!- le dijo su padre. - Has de saber que las espigas que viste dobladas, lo están por el peso del grano, en tanto que las que están levantadas, rectas hacia el cielo, pueden hacerlo porque están medio vacías.


Así en la vida de los hombres.


Cuando alguno levanta la frente lleno del mal orgullo, es porque en su interior tienen bien poco peso de juicio.


El hombre sabio, cuanto más sabe, más siente la humillación de lo que le falta saber.


El hombre de veras noble de corazón, no puede enorgullecerse de ello, porque conoce cuánto más noble debería ser.

Monday, May 25, 2009

COMO HACEMOS SENTIR A LAS PERSONAS QUE NOS RODEAN


El 14 de octubre de 1998, en un vuelo trasatlántico de la línea aérea British Airways tuvo lugar un incidente ejemplarizador.


A una dama la sentaron en el avión al lado de un hombre de raza negra.

La mujer pidió a la azafata que la cambiara de sitio, porque no podía sentarse al lado de una persona tan desagradable.


La azafata argumentó que el vuelo estaba muy lleno, pero que iría a revisar la primera clase para ver si encontraba algún lugar libre.


Todos los demás pasajeros observaron la escena con disgusto, no sólo por el hecho en sí, sino por la posibilidad de que hubiera un sitio para la mujer en primera clase.


La señora se sentía feliz y hasta triunfadora porque la iban a quitar de ese sitio y ya no estaría cerca de aquella persona.


Minutos más tarde regresó la azafata y le informó a la señora:


- Discúlpeme señora, pero efectivamente todo el vuelo está lleno...


Afortunadamente encontré un lugar vacío en primera clase. Sin embargo, para poder hacer este tipo de cambios le tuve que pedir autorización al capitán.


Él me indicó "que no se podía obligar a nadie a viajar al lado de una persona tan desagradable."


La señora con cara de triunfo, intentó salir de su asiento, pero la azafata en ese momento le dice al hombre de raza negra:


- ¿Señor, sería usted tan amable de acompañarme a su nuevo asiento?


Todos los pasajeros del avión se pararon y ovacionaron la acción de la azafata.


Ese año, la azafata y el capitán fueron premiados y desde ese momento en todas las oficinas de British Airways se lee el siguiente mensaje:


Las personas pueden olvidar lo que les dijiste, las personas pueden olvidar lo que les hiciste, pero nunca olvidarán como los hiciste sentir.

ALMUERZO CON DIOS


Un niño pequeño quería conocer a Dios. Sabía que era un largo viaje hasta donde Dios vive, así que empacó su maleta con pastelitos, unos refrescos, y empezó su jornada.


Cuando había caminado como tres cuadras, se encontró con una mujer anciana. Ella estaba sentada en el parque, contemplando algunas palomas. El niño se sentó junto a ella y abrió su maleta. Estaba a punto de beber de su refresco, cuando notó que la anciana parecía hambrienta, así que le ofreció un pastelito.


Ella agradecida aceptó el pastelito y sonrió al niño. Su sonrisa era muy bella, tanto que el niño quería verla de nuevo, así que le ofreció uno de sus refrescos. De nuevo ella le sonrió. El niño estaba encantado! Se quedó toda la tarde comiendo y sonriendo, pero ninguno de los dos dijo nunca una sola palabra.


Mientras oscurecía, el niño se percató de lo cansado que estaba, se levanto para irse, pero antes de seguir sobre sus pasos, dio vuelta atrás, corrió hacia la anciana y le dio un abrazo. Ella después de abrazarlo, le dio la más grande sonrisa de su vida.


Cuando el niño llego a su casa, abrió la puerta... su madre estaba sorprendida por la cara de felicidad. Entonces le preguntó: - Hijo, ¿qué hiciste hoy que te hizo tan feliz?. El niño contestó - Hoy almorcé con Dios!"


Y antes de que su madre contestara algo, añadió: -Y ¿sabes qué? Tiene la sonrisa más hermosa que he visto!


Mientras tanto, la anciana, también radiante de felicidad, regresó a su casa. Su hijo se quedó sorprendido por la expresión de paz en su cara, y preguntó: -Mamá, ¿qué hiciste hoy que te ha puesto tan feliz?. La anciana contestó: -Comí pastelitos con Dios en el parque..


Y antes de que su hijo respondiera, añadió: -¿Y, sabes? Es más joven de lo que pensaba!".


Con frecuencia, ignoramos el poder del abrazo, la palmada en la espalda, una sonrisa, una palabra de aliento, un oído que te escucha, un cumplido honesto, o el acto mas pequeño de preocupación...


Todos esos detalles que tienen el potencial de cambiar la vida, o de darle un gran giro. Las personas llegan a nuestras vidas por una razón, ya sea por una temporada o para toda una vida. Recíbelos a todos por igual!

LA CLINICA DEL SEÑOR


Fui a la clínica del Señor, a hacerme una revisión de rutina y constaté que estaba enfermo.


Cuando Jesús me tomó la presión, vio que estaba bajo de ternura.

Al medirme la temperatura, el termómetro registró 40 º de Ansiedad.

Me hizo un electrocardiograma y el diagnóstico fue que necesitaba varios by passes de amor, porque mis arterias estaban bloqueadas de soledad y no abastecían a mi corazón vacío.


Pasé a ortopedia, ya que no podía caminar al lado de mi hermano, y tampoco podía dar un abrazo fraternal porque me había fracturado al tropezar con la envidia.


También me encontró miopía, ya que no podía ver mas allá de las cosas negativas de mi prójimo. Cuando me quejé de sordera, Jesús me diagnosticó que había dejado de escuchar su voz cada día. Es por esto que hoy Jesús me ha dado una consulta gratuita y gracias a su gran misericordia, prometo que al salir de esta clínica tomaré solamente los medicamentos naturales que me recetó a través de su verdad:


* Al levantarme, tomaré un vaso de AGRADECIMIENTO.

* Al llegar al trabajo, una cucharada de PAZ.

* A cada hora, un comprimido de PACIENCIA y una copa de HUMANIDAD.

* Al llegar a casa, me van inyectar diariamente una dosis de AMOR.

* Y al irme a acostar, dos cápsulas de CONCIENCIA TRANQUILA.

LOS CUATRO ACUERDOS DE LA SABIDURIA TOLTECA


1.- No supongas.


No des nada por supuesto.
Si tienes duda, aclárala.
Si sospechas, pregunta.
Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan tu alma y que NO TIENEN FUNDAMENTO.


2.- Honra tus palabras.


Lo que sale de tu boca es lo que eres tú.
Si no honras tus palabras, no te estás honrando a ti mismo; si no te honras a ti mismo, no te amas. Honrar tus palabras es honrarte a ti mismo, es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces.
Eres auténtico. y te hace respetable ante los demás y ante ti mismo.


3.-Haz siempre lo mejor que puedas.


Si siempre haces lo mejor que puedas, nunca podrás recriminarte nada o arrepentirte de nada.


4.- No te tomes NADA personal.


Ni la peor ofensa.
Ni el peor desaire.
Ni la más grave herida.


Según la tradición Tolteca, poniendo en práctica estos cuatro acuerdos tu vida puede cambiar, siempre y cuando seas impecable con ello. En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo. Pero el problema es de Él y no tuyo

VIRGEN DE LA LECHE


La Virgen de la leche (o Virgen con el Niño), es la obra maestra del pintor español Luis de Morales. Es un óleo sobre tabla, pintado hacia el año 1570. Mide 84 cm de alto y 64 cm de ancho. Se exhibe actualmente en el Museo del Prado de Madrid, donde entró gracias al legado de don Pablo Bosch (1915).


El tema representado es muy antiguo, dentro de la iconografía cristiana: la Virgen María amamantando al niño Jesús. No obstante, en el caso de esta obra, no se ve directamente el pecho, sino que la madre y el hijo se miran en una de las imágenes más intimistas del siglo XVI. El propósito es claramente religioso, exaltando el sentimiento de amor materno. El tema, muy querido en los tiempos de Contrarreforma y misticismo español, fue tratado en más ocasiones por el pintor. Así, hay una versión que se conserva en el Museo Nacional de Arte Antigua de Lisboa, otra colección particular, en Jaén y aún hay otra Virgen con el Niño (h. 1565-70), en la National Gallery de Londres.


El estilo es manierista. El fondo es plano y oscuro, sin ninguna referencia espacial o temporal. Sobre el mismo resaltan los volúmenes y los colores en claroscuro, destacando las carnaciones: el rostro y manos de la Virgen y en el desnudo del Niño. Los personajes permanecen ajenos al espectador. La madre sostiene a la criatura entre sus brazos y lo mira con dulzura; el niño responde a su mirada y busca con su mano derecha el pecho de la madre, mientras que la mano izquierda le levanta el velo, extremadamente fino y casi imperceptible.


La Virgen está representada con una belleza perfecta y delicada. El rostro denota influencia de Rafael Sanzio, recibida a través de los manieristas holandeses y alemanes. Se la representa siguiendo un modelo de madonna escultórica como las de Donatello: rostro ovalado en escorzo, frente alta y ojos bajos.


El color es metálico y frío, propio de la escuela flamenca. Predominan las suaves curvas.


LAS MEJORES...


"¿Has caído derrotado por el suelo?

Bien...bien... y ¿qué?

Levántate con un rostro sonriente.

¿Qué importa que hayas caído cuan largo eres?

La desgracia está en quedarse allí."

Edmund Vance


"La información está ahí y nos da conocimiento.

El cambio está en el interior de cada individuo y nos da sabiduría".

Eduardo Marti


Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere.

Elbert Hubbard


Tienes que provocar tu propio Triunfo en todos los casos.

Eleanor Roosevelt.

Friday, May 22, 2009

SUEÑOS


Dale vida a los sueños que alimentan el alma,

no los confundas nunca con realidades vanas.

Y aunque tu mente sienta necesidad humana,
de conseguir las metas y de escalar montañas,

nunca rompas tus sueños, porque matas el alma.



Dale vida a tus sueños aunque te llamen loco,

no los dejes que mueran de hastío,

poco a poco, no les rompas las alas,

que son de fantasía,y déjalos que vuelen contigo en compañía.


Dale vida a tus sueños y,

con ellos volando, tocarás las estrellas y el viento,

susurrando, te contará secretos que para ti ha guardado

y sentirás el cuerpo con caricias,

bañado, del alma que despierta para estar a tu lado.


Dale vida a los sueños que tienes escondidos,

descubrirás que puedes vivir estos momentos

con los ojos abiertos y los miedos dormidos,

con los ojos cerrados y los sueños despiertos

LA ROSA


Había una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa más bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos. ....


Se dio cuenta de que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca.


Indignada ante lo descubierto le ordenó al sapo que se fuera de inmediato; el sapo muy obediente dijo: Está bien, si así lo quieres.


Poco tiempo después el sapo pasó por donde estaba la rosa: y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos.


-Le dijo entonces: Vaya que te ves mal. ¿Qué te pasó? La rosa contestó: Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual.


El sapo solo contestó :Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la más bella del jardín.


Moraleja:


Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos mas que ellos, más bellos o simplemente que no nos "sirven" para nada.


Todos tenemos algo que aprender de los demás o algo que enseñar, y nadie debe despreciar a nadie.


No vaya a ser que esa persona nos haga un bien del cual ni siquiera estemos conscientes.

No hagamos acepción de personas, por su aspecto.


Dios creo con el mismo amor a la rosa que al sapo.

NO TE PARECE EXTRAÑO...


No te parece extraño como un billete de $20 "parece" tan grande cuando lo llevas a la Iglesia, pero tan pequeño cuando lo llevas a las tiendas?.


No te parece extraño cuán larga parece una hora cuando oímos de DIOS, pero cuán corta cuando un equipo juega fútbol por "sólo" 90 minutos?.


No te parece extraño qué larga parece una hora cuando estás en la Iglesia, pero qué cortas son cuando estás divirtiéndote en algún lugar?.


No te parece extraño que no puedas pensar en algo que decir cuando rezas, pero no tenés ninguna dificultad en pensar cosas de qué conversar con un amigo?.


No te parece extraño cuánto nos emocionamos cuando un juego de fútbol se extiende tiempo extra, pero nos quejamos cuando el sermón es un poquito más largo que lo usual?.


No te parece extraño lo difícil que es leer un capítulo de la Biblia, pero que fácil es leer 100 páginas de cualquier revista popular?.


No te parece extraño cómo las personas desean los primeros asientos en un concierto o juego, pero hasta se esfuerzan para buscar los asientos de atrás en la Iglesia?.


No te parece extraño que necesitemos 2 o 3 semanas de aviso para incluir un evento de la Iglesia en nuestra agenda, pero podemos ajustar nuestra agenda para otros eventos en el último momento?.


No te parece extraño lo difícil que es aprender una verdad simple del Evangelio para compartirla con otros, pero que fácil es para las mismas personas entender y repetir un chisme?.


No te parece extraño cómo creemos rápida y fácilmente lo que dicen los periódicos, pero cuestionamos lo que dice la Biblia?.


No te parece extraño que todos quieran ir al cielo, siempre y cuando no tengan que creer, o pensar, o decir, o hacer alguna cosa que requiera esfuerzo?.


No te parece extraño cómo podemos enviar miles de chistes por correo electrónico y se esparcen como regueros de pólvora, pero cuando empezamos a enviar mensajes acerca de Dios, la gente lo piensa dos veces antes de compartirlos con otros?.


ES EXTRAÑO, NO TE PARECE?...

LA PARADOJA DE NUESTRO TIEMPO


La paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios más altos pero temperamentos más cortos, autopistas más anchas pero puntos de vista más estrechos.


Gastamos más pero tenemos menos, compramos más pero disfrutamos menos.
Tenemos casas más grandes pero familias más pequeñas, más compromisos pero menos tiempo.
Tenemos más títulos pero menos sentido común, más conocimiento pero menos criterio, más expertos pero más problemas, más medicinas y menos salud.


Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero hemos reducido nuestros valores.
Hablamos mucho, amamos poco, odiamos demasiado.
Aprendimos a armar una vida pero no a vivirla plenamente.
Hemos llegado a la luna y regresado pero tenemos problemas a la hora de cruzar la calle y conocer a nuestro vecino...


Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior; limpiamos el aire pero polucionamos nuestras almas.
Tenemos mayores ingresos, pero menos moral.
Hemos aumentado la cantidad pero no la calidad.
Estos son tiempos de personas más altas con caracteres más débiles, con más libertad pero menos alegría, con más comida pero menos nutrición.


Son días en los que llegan dos sueldos a casa pero aumentan los divorcios; son tiempos de casas más lindas pero hogares rotos, un tiempo con demasiado en la vidriera y poco de puertas adentro.


Y es un tiempo en que la tecnología puede hacerte llegar este mensaje y al mismo tiempo tú puedes decidir marcar la diferencia o apretar eliminar.


"No guardes nada para una ocasión especial".
Cada día que vives es una ocasión especial, por eso...
Lee más y limpia menos. Siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte únicamente en las malas hierbas.


Pasa más tiempo con tu familia y amigos y menos tiempo trabajando.
La vida es una sucesión de experiencias para disfrutar no para sobrevivir...
Usa tus copas de cristal, ponte tu nueva ropa para ir al supermercado.
No guardes tu mejor perfume para esa fiesta especial, úsalo cada vez que te den ganas de hacerlo.


Las frases "algún día", "uno de estos días"... quítalas de tu vocabulario.


Si vale la pena hacerlo, oírlo, verlo, quiero poder disfrutarlo ahora.
Si supiéramos el tiempo de vida que nos queda, seguramente desearíamos estar con nuestros seres queridos, iríamos a comer nuestra comida preferida, visitaríamos los sitios que amamos...
Son pequeñas cosas las que nos harían enojar si supiéramos que nuestras horas están limitadas...


Enojados porque dejamos de ver a nuestros mejores amigos, enojados porque no escribimos aquellas cartas que pensábamos escribir "uno de estos días", enojados y tristes porque no dijimos a nuestros padres, hermanos, sobrinos, amigos, cuánto los queremos.


Por eso... no intentes retardar o detener o guardar nada que agregaría risa y alegría a tu vida, cada día, hora, minuto, semana, es especial.

NOS ACOSTUMBRAMOS...


Nos acostumbramos a vivir en departamentos y a no tener otra vista que no sea las ventanas de alrededor. Y porque no tiene vista, luego nos acostumbramos a no mirar para afuera. Y porque no miramos para afuera, luego nos acostumbramos a no abrir del todo las cortinas. Y porque no abrimos del todo las cortinas luego nos acostumbramos a encender más temprano la luz.


Y a medida que nos acostumbramos, olvidamos el sol, olvidamos el aire, olvidamos la amplitud. Nos acostumbramos a despertar sobresaltados porque se nos hizo tarde. A tomar café corriendo porque estamos atrasados.


A leer el diario en el ómnibus porque no podemos perder tiempo. A comer un sándwich porque no da tiempo para almorzar. A salir del trabajo porque ya es la noche. A dormir en el ómnibus porque estamos cansados. A cenar rápido y dormir pesados sin haber vivido el día. Nos acostumbramos a esperar el día entero y oír en el teléfono: "hoy no puedo ir"...

"a ver cuando nos vemos"..."la semana que viene nos juntamos".


A sonreír a las personas sin recibir una sonrisa de vuelta. A ser ignorados cuando precisábamos tanto ser vistos. Si el cine esta lleno nos sentamos en la primera fila y torcemos un poco el cuello. Si el trabajo está complicado, nos consolamos pensando en el fin de semana. Y si el fin de semana no hay mucho que hacer, o andamos cortos de dinero, nos vamos a dormir temprano y listo.


Porque siempre tenemos sueño atrasado. Nos acostumbramos a ahorrar vida. Que, de a poco, igual se gasta y que una vez gastada, por estar acostumbrados, nos perdimos de vivir. Alguien dijo alguna vez: "La muerte está tan segura de su victoria, que nos da toda una vida de ventaja" Algunas de nuestras costumbres...no merecen una reflexión?

COSAS DE LA VIDA


Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero también es cierto, que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.


Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra puerta se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo aquella puerta que se cerró, que no vemos la que se esta abriendo frente a nosotros.


Una de las cosas más tristes de la vida es cuando conoces a alguien que sientes que significa todo para ti, solo para al final darte cuenta que no era para ti y tienes que dejarlo(a) ir...


Tal vez Dios quiere que nosotros conozcamos a unas cuantas personas equivocadas antes de conocer a la persona correcta, para que al fin cuando la conozcamos, sepamos ser agradecidos por ese maravilloso regalo. Darle a alguien todo tu amor nunca es un seguro de que te amará, pero no esperes a que te amen; solo espera a que el amor crezca en el corazón de la otra persona...


Sin embargo, si no crece, sé feliz porque creció en el tuyo.

Duele amar a alguien y no ser correspondidos, pero lo que es más doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sientes. Hay cosas que te encantaría oír y que a lo mejor nunca escucharías de la persona que te gustaría que te las dijera, no seas sordo para oírlas de aquella persona que te las dice, pero debes escucharlas desde su corazón.


El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado.

A aquel cree, aunque haya sido traicionado.

A aquel que todavía necesita amar, aunque antes haya sido lastimado. Y aquel que tiene el coraje y la fe para construir la confianza de nuevo.


El principio del amor es dejar que aquellos que conocemos sean ellos mismos y no tratar de voltearlos a nuestra propia imagen, porque entonces solo amaremos el reflejo de nosotros mismos en ellos.


El amor comienza con una sonrisa, crece con un beso y muere con una lágrima.


La brillantez del futuro siempre será basada en un pasado olvidado.No puedes ir feliz por la vida hasta que dejes ir tus fracasos pasados y los dolores de tu corazón. "Nunca digas adiós si todavía quieres tratar. Nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando. Nunca le digas a una persona que ya no la amas si no puedes dejarla ir..."


Wednesday, May 20, 2009

MADUREZ ES...


Madurez es saber controlar la ira y zanjar las diferencias sin violencia,ni destrucción.

Significa paciencia. Es la libertad de saber rechazar un placer momentáneo en aras de una felicidad duradera.


Madurez es perseverancia y habilidad para llevar a cabo un proyecto a pesar de los obstáculos o descorazonantes fracasos.

Es la capacidad de enfrentarse a las desgracias, frustraciones, molestias y derrotas sin lamentaciones ni colapsos.


Madurez es humildad. Tener el valor de reconocer cuando se está equivocado. Si la razón está de nuestra parte, no experimentar la satisfacción de decir "yo lo advertí".


Madurez es tomar una decisión y sostenerla. La gente inmadura se pasa la vida explorando sin posibilidades, sin fin y termina por no hacer nada positivo.


Madurez significa cumplir con la palabra dada. Las personas que carecen de ella son maestras en las disculpas, son aquellas que viven confusas, que se convierten en una cadena de promesas rotas, de amistades pasajeras, de cosas y negocios sin terminar.


Madurez es el arte de vivir en paz con situaciones que no podemos cambiar o tener el valor de cambiarlas cuando las circunstancias así lo exigen.

PALABRAS


Si te dices filósofo, no me hables de filosofía; muéstrame tu amor a la verdad.
Si te dices teólogo, no me hables de teología; muéstrame qué significa Dios en tu vida.

Si te dices pensador, no me hables de lo que pensaron los pensadores; muéstrame qué piensas tú.

Si te dices político, no me hables de política; muéstrame qué haces por el bien de todos.

Si te dices bueno, no me hables de la bondad; muéstrame cómo amas.
Si te dices creyente, no me hables de tu credo o de tu religión; muéstrame tu modo de vivir.

Y... QUE ES LA FELICIDAD?


El ser humano ha buscado insistentemente la felicidad a través de la historia de la Humanidad y para encontrarla y más aún para conservarla, ha empleado todos los mecanismos físicos que los adelantos propios de cada época, le han permitido. Es la razón por la que adquiere seguros de vida, vehículos, casas y cosas; compra poder, conciencias y voluntades. Todo para "conservar la felicidad".


La verdadera esencia de nuestro ser interno, que se va perdiendo con el fortalecimiento de la personalidad y de lo externo nos indicaría, si le permitiéramos expresarse, que la felicidad es una actitud. Y la misma depende únicamente de lo que "somos", no de lo que "sabemos" o "poseemos".


Los títulos y las pertenencias se quedan en este mundo cuando partimos definitivamente, cuando nuestra alma vuela en libertad ante el llamado Divino. La felicidad es la paz que se logra a través de la comprensión y la tolerancia. Es agradecimiento, es benevolencia, es ayuda espiritual, es esperanza, es el trabajo por los demás. Son momentos de plácido descanso en el amor del ser amado.


El Mahatma Ghandi decía acerca de la felicidad, que es la armonía entre lo que se piensa, se dice y se actúa.


Y en un plano esotérico, la felicidad está hecha de momentos de regocijo interno, es el despojar el cuerpo de preocupaciones y sufrimientos y lanzarlos al viento. Es tener el corazón liviano, libre y bien amado. Es comenzar un sueño de luz, un mundo sin restricciones, sin limitaciones ni razones absurdas para explicar lo inexplicable.


Pero la felicidad sólo puede ser reconocida por los seres que, amando a otros seres, encuentran en ellos el fruto de la Creación Divina. La felicidad es, en suma, una actitud personal frente a la vida, sus circunstancias, deleites y desengaños. Se es feliz cuando no se busca la felicidad, pues ¡ella siempre está con nosotros!.

TEMIA PERO AHORA...


Temía estar solo,hasta que aprendí a quererme a mi mismo.
Temía fracasar,hasta que me di cuenta que únicamente fracaso si no lo intento.
Temía lo que la gente opinara de mí,hasta que me di cuenta de que de todos modos opinarían de mi.


Temía me rechazaran,hasta que entendí que debía tener fe en mi mismo.
Temía al dolor,hasta que aprendí que éste es necesario para crecer.
Temía a la verdad,hasta que descubrí la fealdad de las mentiras.


Temía a la muerte,hasta que aprendí que no es el final, sino más bien un comienzo.
Temía el odio,hasta que me di cuenta que no es otra cosa más que Ignorancia.
Temía al ridículo,hasta que aprendí a reírme de mi mismo.


Temía hacerme viejo,hasta que comprendí que ganaba sabiduría día a día.
Temía al pasado,hasta que comprendí que no podía herirme más.
Temía a la oscuridad,hasta que vi la belleza de la luz de una estrella.

SEGUIRE ADELANTE


Voy a seguir creyendo, aún cuando la gente pierda la esperanza.
Voy a seguir dando amor, aunque otros siembren odio.
Voy a seguir construyendo, aún cuando otros destruyan.
Voy a seguir hablando de Paz, aún en medio de una guerra.


Voy a seguir iluminando, aún en medio de la oscuridad.
Y seguiré sembrando, aunque otros pisen la cosecha.
Y seguiré gritando, aún cuando otros callen.
Y dibujaré sonrisas, en rostros con lágrimas
Y transmitiré alivio, cuando vea dolor
Y regalaré motivos de alegría donde solo haya tristezas.


Inventaré a caminar al que decidió quedarse
y levantaré los brazos, a los que se han rendido.
Porque en medio de la desolación,
siempre habrá un niño que nos mirará,
esperanzado, esperando algo de nosotros,
y aún en medio de una tormenta,
por algún lado saldrá el sol
y en medio del desierto crecerá una planta.


Siempre habrá un pájaro que nos cante,
un niño que nos sonría y una mariposa que nos brinde su belleza.


Pero...si algún día ves que ya no sigo, no sonrío o callo, solo acércate
y dame un beso un abrazo o regálame una sonrisa,
con eso será suficiente,
seguramente me habrá pasado que la vida me abofeteó
y me sorprendió por un segundo.


Solo un gesto tuyo hará que vuelva a mi camino.
Nunca lo olvides........

CONVENCETE DE...


-De ser tan fuerte, que nada ni nadie pueda perturbar la paz de tu espíritu.

-De hablar de salud, progreso y felicidad a todos los que te encuentres.


-De hacer sentir a tus amigos que hay algo grande en ellos.

-De ver todo por el lado noble y hermoso, haciendo que tu optimismo sea sincero.


-De pensar sólo en lo mejor y esperar sólo lo mejor.

-De tener tanto entusiasmo por el éxito de los demás como por el tuyo propio.


-De olvidar los errores del pasado y luchar por las grandes realizaciones del porvenir.

-De llevar todo el tiempo un semblante alegre y tener siempre una sonrisa para todos.


-De ser tan grande para la pena, tan noble para la cólera, tan fuerte para el miedo, que tu felicidad no tema la presencia del dolor.

Monday, May 18, 2009

LA ESPERANZA


No existe mejor medicina que la Esperanza, tónico más poderoso que creer que todos los problemas tienen una solución.


La capacidad de tener esperanza nos permite enfrentar los problemas de la vida diaria.


Nos recuerda que, ocurra lo que ocurra, siempre prevaleceremos.


Creo que nadie debe ser una víctima desesperanzada, pues hay muy pocas situaciones sin remedio alguno.


Con un poco de esperanza podemos transformar una posible tragedia en un logro.


Si la situación no cambia nosotros podemos cambiar para enfrentarla...


Para aquellos que creemos ... La Esperanza es eterna...

EMPUJA LA VAQUITA


Un maestro de la sabiduría paseaba por un bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió hacer una breve visita al lugar.


Durante la caminata le comentó al aprendiz sobre la importancia de las visitas, también de conocer personas y las oportunidades de aprendizaje que tenemos de estas experiencias.


Llegando al lugar constató la pobreza del sitio, los habitantes, una pareja y tres hijos, la casa de madera, vestidos con ropas sucias y rasgadas sin calzado.


Entonces se aproximó al señor, aparentemente el padre de familia y le pregunto: "En este lugar no existen posibilidades de trabajo ni puntos de comercio tampoco, ¿como hacen usted y su familia para sobrevivir aquí?" El señor calmadamente respondió: "amigo mío, nosotros tenemos una vaquita que nos da varios litros de leche todos los días.


Una parte del producto la vendemos o lo cambiamos por otros alimentos en la ciudad vecina y con la otra parte producimos queso, cuajada, etc., para nuestro consumo y así es como vamos sobreviviendo." El sabio agradeció la información, contempló el lugar por un momento. Luego se despidió y se fue.


En el medio del camino, volteó hacia su fiel discípulo y le ordenó:"busque la vaquita, llévala al precipicio de allí enfrente y empújela al barranco."


El joven espantado vio al maestro y le cuestionó sobre el hecho de que la vaquita era el medio de subsistencia de aquella familia. Más como percibió el silencio absoluto del maestro, fue a cumplir la orden. Así que empujo la vaquita por el precipicio y la vio morir. Aquella escena quedo grabada en la memoria de aquel joven durante algunos años.


Un bello día el joven agobiado por la culpa resolvió abandonar todo lo que había aprendido y regresar a aquel lugar y contarle todo a la familia, pedir perdón y ayudarlos.


Así lo hizo, y a medida que se aproximaba al lugar veía todo muy bonito, con árboles floridos, todo habitado, con un carro en el garaje de tremenda casa y algunos niños jugando en el jardín.


El joven se sintió triste y desesperado imaginando que aquella humilde familia tuviese que vender el terreno para sobrevivir, aceleró el paso y llegando allí, fue recibido por un señor muy simpático.


El joven preguntó por la familia que vivía allí hacía unos cuatro años. El señor respondió que seguían viviendo allí.


Espantado el joven entró corriendo a la casa y confirmo que era la misma familia que visitó hacía algunos años con el maestro. Elogió el lugar y le preguntó al señor (el dueño de la vaquita):
"¿Como hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida?"El señor entusiasmado le respondió:


"nosotros teníamos una vaquita que cayó por el precipicio y murió; de ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos, así alcanzamos el éxito que sus ojos vislumbran ahora."


Todos nosotros tenemos una vaquita que nos proporciona alguna cosa básica para nuestra sobrevivencia la cual es una convivencia con la rutina,


NOS HACE DEPENDIENTES, Y EL MUNDO SE REDUCE A LO QUE LA VAQUITA NOS BRINDA

ERASE UNA VEZ...


Un científico que descubrió el arte de reproducirse a sí mismo tan perfectamente que resultaba imposible distinguir el original de la reproducción.


Un día se enteró de que andaba buscándole el Ángel de la Muerte, y entonces hizo doce copias de sí mismo.


El ángel no sabía cómo averiguar cuál de los trece ejemplares que tenía ante sí era el científico, de modo que los dejó a todos en paz y regresó al cielo.


Pero no por mucho tiempo, porque, como era un experto en la naturaleza humana, se le ocurrió una ingeniosa estratagema.


Regresó de nuevo y dijo: "Debe de ser usted un genio, señor, para haber logrado tan perfectas reproducciones de sí mismo, sin embargo, he descubierto que su obra tiene un defecto, un único y minúsculo defecto".


El científico pegó un salto y gritó: "¡Imposible! ¿Dónde está el defecto?".


"Justamente aquí", respondió el ángel mientras tomaba al científico de entre sus reproducciones y se lo llevaba consigo.


"Todo lo que hace falta para descubrir al 'ego' es una palabra de adulación o de crítica".

COMPARTIR


En cierta ocasión, un reportero le preguntó a un agricultor si podía divulgar el secreto de su maíz, que ganaba el concurso al mejor producto, año tras año.


El agricultor confesó que se debía a que compartía su semilla con los vecinos.


"¿Por qué comparte su mejor semilla de maíz con sus vecinos, si usted también entra al mismo concurso año tras año?" -preguntó el reportero."Verá usted, señor," dijo el agricultor.- El viento lleva el polen del maíz maduro, de un sembradío a otro.


Si mis vecinos cultivaran un maíz de calidad inferior, la polinización cruzada degradaría constantemente la calidad del mío. Si voy a sembrar buen maíz, debo ayudar a que mi vecino también lo haga"


Y lo mismo es con otras situaciones de nuestra vida. Quienes quieran lograr el éxito, deben ayudar a que sus vecinos también tengan éxito.


Quienes decidan vivir bien, deben ayudar a que los demás vivan bien, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca.


Y quienes optan por ser felices, deben ayudar a que otros encuentren la felicidad, porque el bienestar de cada uno se halla unido al bienestar de todos.