Wednesday, May 13, 2009

EL TIEMPO


Un hombre decidió pasar algunas semanas en un monasterio de Nepal.


Cierta tarde entró en uno de los numerosos templos de la región y encontró a un monje sentado en el altar, sonriendo.


Le preguntó por qué sonreía.


"Porque entiendo el significado de los plátanos", fue su respuesta.


Dicho esto, abrió la bolsa que llevaba, extrayendo de ella un plátano podrido.


"Esta es la vida que pasó y no fue aprovechada en el momento adecuado; ahora es demasiado tarde."


Seguidamente, sacó de la bolsa un plátano aún verde, lo mostró y volvió a guardarlo.


"Esta es la vida que aún no sucedió, es necesario esperar el momento adecuado."


Finalmente tomó un plátano maduro, lo peló y lo compartió con él.


"Esta es la vida en el momento presente. Aliméntate con ella y vívela sin miedos y sin culpas."

1 comment:

La terapia de Rafaela said...

Vaya moraleja muy gráfica, me deja pensando en que el presente es muy efímero y continuamente se nos pasa por delante.
bss